¡Llegó la 35! Saprissa es campeón del Clausura 2020 en Costa Rica

Después de dos años, el Deportivo Saprissa vuelve a tocar la gloria en Costa Rica. @SaprisaOficial

SAN JOSÉ (Estefan Monge Quesada | ¡Ya es oficial! El Deportivo Saprissa se ha coronado como el campeón del fútbol en Costa Rica ante su acérrimo rival: Liga Deportiva Alajuelense. Los morados abrazan el título número 30 de su historia, no hay aficionados en las tribunas, pero la felicidad inunda a cada simpatizante del nuevo monarca tico.

Con un remate de media distancia por parte de Dylan Flores, en tan solo tres minutos, la Liga Deportiva Alajuelense llegó a la final vuelta del Clausura 2020 con la intención de ir al frente de ataque y presionar al Deportivo Saprissa.

Los rojinegros tomaron la batuta en el terreno de juego, tenían un buen manejo de la pelota y eran incisivos con sus carrileros. Marcaban la posesión en los últimos cuartos de cancha, probaban suerte con algunos remates y manteniendo la tenencia de la pelota.

Saprissa tenía poca incursión en ofensiva, no estaban cómodos en su propio estadio, cedieron la iniciativa y apelaron a jugar al contragolpe, ante un Alajuelense que seguía presionando, con el fin de buscar esa ansiada anotación que les devolviera la vida.

Dylan Flores era el rojinegro que más dinámica tenía: remató, recuperó, era participativo y sus pases tenían buena precisión mientras que, Michael Barrantes, no aparecía con tanto protagonismo en el medio campo y sus marcas no fueron las más oportunas.

Cuando llegó el minuto 24, los dirigidos por Walter Centeno tuvieron su primera jugada de peligro por medio de la táctica fija. Mariano Torres centró la pelota, Leonel Moreira, portero de Alajuelense, no fue preciso y dejó libre la pelota, esto propició a que Christian Bolaños rematara, pero la trayectoria del esférico no fue buena.

A partir de esa jugada el equipo morado creció en el juego tras estar desaparecidos y con poca presencia en ofensiva. El cronómetro marcaba el 32' y Ariel Rodríguez estuvo cerca de abrir la cuenta; empero, Leonel Moreira apareció con preponderancia y negó la anotación.

Alajuelense volvía a reportar presencia en el área de Saprissa. Andrés Carevic les pedía ir al frente y que fueran inteligentes en sus decisiones, pero carecieron de profundidad; no obstante, Saprissa no cambiaba su esencia y seguían jugando al contragolpe.

Leonel Moreira, indiscutiblemente, era protagónico en el juego porque mientras se jugaban los 37 minutos se puso la capa de héroe, una vez más, luego de otra incursión de Ariel Rodríguez quien intentó sorprender con una chilena.

Fue un buen primer tiempo, en donde Alajuelense tuvo el peso del partido y los que más alternativas generaron. Saprissa, por su parte, cerró bien y mantuvieron el orden en zaga, las jugadas que tuvieron generaron más peligro, pero les faltó efectividad para convertir.

Para la etapa complementaria, los primeros minutos estuvieron altamente dominados por la Liga Deportiva Alajuelense, quienes llevaron los hijos del juego y se fueron al frente de ataque a seguir presionando a los morados.

No obstante, el Deportivo Saprissa sufrió la baja de Ariel Rodríguez, el cual cometió una fuerte falta sobre José Andrés Salvatierra y el juez central del partido, Juan Gabriel Calderón, no dudó en mostrar la cartulina roja, dejando a los locales con diez hombres en el terreno de juego.

Walter Centeno tuvo que reestructurar a su equipo, sabía que estaba perdiendo a una pieza vital para su esquema, por eso decidió atrincherar a su equipo con el fin de cerrar la mayor cantidad de espacios posibles ¿Qué desató esto? Alajuelense tomó más confianza y encimó a los morados.

Remates iban y venían por parte de los jugadores de Alajuelense, se introducían en el área del Deportivo Saprissa, pero no tuvieron la contundencia ni la suficiente eficacia para enviar el balón al fondo de la red de Aarón Cruz.

Cuando parecía que los rojinegros ya estaban cerca de la anotación, al 67' el Deportivo Saprissa tuvo un extraordinario contragolpe y por medio de Christian Bolaños se metieron en el área de Alajuelense. Iba con velocidad, podía rematar, pero decidió frenar, alzó su cabeza, pasó la pelota y Mariano Torres concretó el gol del juego.

Eso fue como un balde de agua fría para Alajuelense, sus ánimos decayeron y a partir de eso comenzó la encrucijada que los iba a llevar nuevamente al fracaso tras desperdiciar las jugadas que pudieron haber cambiado la serie por completo.

De esta manera, el Deportivo Saprissa le puso punto final a un extraordinario Clausura 2020 que a la postre les dio el ansiado trigésimo quinto título de su historia, algo que no podían conseguir desde hace dos años y Walter Centeno, finalmente, se graduó como entrenador.