Font, excandidato a presidente del Barcelona: "Con nosotros, Messi se hubiera quedado"

play
Richard Méndez: 'No creo que sea momento para esperanzarse con el Barcelona' (4:38)

Nuestro especialista considera que cada vez se ve más complicada la llegada de Robert Lewandowski al conjunto blaugrana. (4:38)

BARCELONA -- Víctor Font, el principal rival de Joan Laporta en las elecciones a la presidencia del Barcelona en 2021, rompió su silencio de quince meses y criticó la actuación de la actual directiva, a la que acusó de "improvisar con volantazos constantes que ponen en riesgo el modelo de propiedad del club" además de asegurar que de haber ganado las elecciones habría conseguido la permanencia de Lionel Messi en el Barça.

Legitimado, en su opinión, por los más de 16 mil votos que obtuvo en los comicios de marzo del año pasado, Font explicó que su silencio hasta este momento "no significa que estemos de acuerdo con lo que está haciendo la directiva" y sostuvo que el paso del tiempo le está dando la razón en sus argumentos.

"Nosotros teníamos un plan que permitía activar esto que ahora llaman palancas, que era conseguir socios estratégicos para retener a Messi. Era lo que llamamos el plan de los primeros 100 días”, aseguró el ex candidato, convencido de que el delantero argentino, en caso de haber ganado él las elecciones, se habría quedado en el Barcelona "porque nuestro plan era de efecto inmediato".

En este plan reveló que incluía una reducción de salarios en las plantillas de fútbol y baloncesto "como la que hizo Florentino Pérez en el Real Madrid, que por el artículo 23 fue de un 10 por ciento", algo que, lamentó, no se atrevió a hacer Laporta porque no llegó al mando "con las ideas claras como sí teníamos nosotros. Con este plan y con la voluntad de Messi de seguir, estoy convencido de que se hubiera quedado. No quiero criticar por criticar pero hay que tener liderazgo y decisión".

"Con Messi nosotros teníamos un planteamiento a largo plazo, no solo de pensar en una renovación standard, si no un contrato casi vitalicio en el que la asociación Messi-Barça fuera más allá de los terrenos de juego con un componente comercial importante. La marca Messi hubiese sido un poco como Jordan, que ha desarrollado un partner ship con Nike, y que ha sido muy fructífero”, desveló más tarde en una entrevista a la Cadena Ser.

Proclamó que el crack argentino "tenía la voluntad de quedarse, tenía flexibilidad para bajarse el salario y nosotros aspirábamos a un 50 por ciento de reducción de su salario y un 15 por ciento del resto de la plantilla. En una situación tan compleja como la del Barça, estoy seguro que con un planteamiento así, de la mano de Messi y de los capitanes se me antoja muy difícil pensar que algún jugador hubiera querido quedar expuesto ante el barcelonismo. Le hubiera pedido a Messi que sirviera de ejemplo para el resto, bajándose el sueldo, sin lugar a dudas".

De todo lo sucedido durante este tiempo, lo único en lo que se mostró de acuerdo Font fue en el nombramiento de Xavi como entrenador, aunque no aclaró cuál habría sido su forma de actuar con Ronald Koeman.

"Con Xavi estamos en las mejores manos... pero tenemos que ayudarle”, refirió el ex candidato, que en las elecciones presentó al técnico catalán como su principal baluarte deportivo y no valoró la decisión de Xavi de desmarcarse de su candidatura en los últimos días previos a las elecciones.

"Fichar a Xavi es la mejor decisión de todo este tiempo de mandato. Es la persona más optimista que conozco, incluso más que el presidente, lo que tiene sus ventajas y sus inconvenientes”, reveló, sosteniendo que sigue manteniendo contacto fluido con el entrenador: "Hablamos a menudo, somos amigos y estoy convencido que con él estamos en las mejores manos posibles".

"Es una de las personas más optimistas que he conocido en mi vida. Yo le sigo viendo ilusionado, motivado, como estamos todos, a pesar de la situación”, solventó, mostrándose más decepcionado al referirse a Jordi Cruyff y recordar cuando en la parte final de la campaña electoral mostró su proximidad a Laporta: "Fue un jarro de agua fría no, lo siguiente. Sobre todo para alguien como Juli Lopez que tenía relación con él desde hace muchos años... Pero es agua pasada".

Totalmente contrario a la continuidad de Ousmane Dembélé -“no podemos tratar con un jugador que ha mostrado esta falta de compromiso con el club”-, Font dejó claro que el Barça "está por encima de todo y en el caso de Dembélé, como en el de Neymar, en la parte institucional hay que poner la cruz. Xavi está enamorado de él... pero yo le diría que no, que no se le renueva".

Font recordó su derrota en las elecciones y la argumentó en "el carisma de Laporta... Había sido uno de los mejores presidentes de la historia porque durante su primer mandato se ganó todo, porque el club estaba hecho unos zorros y, claro, entre su carisma y la famosa pancarta...".

Del gobierno actual, el ex candidato se mostró contrario a la venta de los derechos de televisión aprobados "porque es una operación financiera en la que el socio, que es un fondo extranjero, no nos va a aportar ningún valor. Lo único que hace es anticiparnos el dinero que igualmente cobraríamos de LaLiga”, recordando que en sus objetivos "ya teníamos ese tema previsto, pero no solo en ese y en el tema del merchandising y contenido audiovisual, sino que teníamos una tercera pata con el gaming y los Esports donde, tener un socio que te aporte capital y te ayude a hacer crecer ese negocio, tiene todo el sentido del mundo".

Así, Font recordó que su plan "no incluía la venta de los derechos de televisión. Eso es vender patrimonio y activos que si puedes evitarlo mejor. Pero si estás en una necesidad... Ni CVC era hipotecar el club ni vender ahora el 25 por ciento deja de serlo. Lo que deben hacer (la directiva de Laporta) es explicar muy bien los detalles de los acuerdos, aunque son operaciones muy similares".

Tampoco se mostró favorable con el papel del Barça en la Superliga, un tema que en su opinión "ya nació herido de muerte... Desde fuera se me hace muy difícil opinar, pero, desde luego, no lo entiendo. No sé qué razón habrá pero para mí, el concepto de la Superliga tal y como está planteada, es un concepto muerto”.