Kranevitter: "Sevilla se parece a Sudamérica"

Matías Kranevitter se muestra encantado con su estancia en el Sevilla de Jorge Sampaoli y afirma que la afición se parece a la sudamericana, por la pasión con la vive el fútbol.

"Sevilla se parece a Sudamérica, acá las personas son muy apasionadas por el fútbol. Se vive como el ritual donde se juntan los hinchas o van con sus hijos. Un domingo de fútbol es algo que no lo cambian por nada. Eso también se vive acá y hace a este club diferente", comentó Kranevitter en una entrevista difundida por la televisión del club.

Kranevitter, que recaló el pasado verano en el Sevilla, cedido por el Atlético de Madrid, confesó que está "feliz en este equipo y en esta ciudad porque la gente es muy fanática del Sevilla y eso es importante para un jugador" y que, pese a que se lo habían dicho, "es en vivo donde uno de se da cuenta de lo que es esto".

El volante tucumano, de 23 años, recordó que, tras la "suerte de jugar la final de la Champions" y la Copa América con su selección, renunció a su mes de vacaciones ante la oportunidad que se le presentó de ir al Sevilla porque, según afirmó, se trataba "de un club brillante y había que aprovechar la oportunidad".

"Somos un grupo que lucha por cosas importantes, el equipo siempre va de frente", afirmó el mediocentro de Yerba Buena (Tucumán).

Evocó también sus difíciles comienzos como el hermano mayor de una familia de seis, en la que tenía que compaginar sus estudios con el trabajo para ayudar, un sacrificio que, según dijo, asumía contento y que le ha servido para madurar.

"Empecé a trabajar en una cancha de golf. Por la mañana estudiaba, almorzaba y me iba al golf. Yo tenía que llevarle los palos del patrón y después me iba a entrenar. Me ayudó muchísimo para crecer como persona y valorarlo todo", indicó Matías Kranevitter.