Messi vuelve a ser suplente; primera vez consecutiva en cinco años

BARCELONA -- Lionel Messi, suplente. ¿Extraño? No a la vista del calendario, de los objetivos del Barcelona y de lo aconsejable que pudiera considerarse ahorrar esfuerzos. Pero histórico, por encima de todo, teniendo en cuenta que el capitán enlazó una segunda suplencia por primera vez desde enero de 2014, cuando al equipo azulgrana le dirigía Gerardo Martino.

Valverde llamó el viernes a centrar la mirada únicamente en el Levante, pero respondió este sábado con un guiño a la Champions, dejando en el banquillo de suplentes a Sergio Busquets y a Leo Messi. Al mediocentro, titular en Mendizorroza, solventó darle descanso el técnico por segunda ocasión en los tres últimos partidos. Lo de Messi, no siendo inesperado, sí fue histórico.

Messi, que fue suplente en Mendizorroza y jugó solamente la última media hora, ya había sido suplente en otros cinco partidos durante el curso. Jugó los 35 últimos minutos en la séptima jornada de Liga frente al Athletic en septiembre, los últimos 27 en la última jornada de la fase de grupos de Champions frente al Tottenham, en diciembre, en enero jugó los 27 finales ante el Leganés, jornada 20, y no volvió al banquillo hasta el partido de ida de la semifinal de Copa, en el Camp Nou, frente al Real Madrid, dándole entrada Valverde en el minuto 62. Siempre en ese momento de los partidos, cuando entró desde el banquillo y que se repitió en Villarreal, jugando la media hora final.

Los descansos de Messi, seis partidos desde que comenzó la temporada, son una auténtica novedad mirando al pasado del argentino. Nunca descansó quedándose en el banquillo tanto como este curso… Pero lo más destacado fue constatar que la última vez que el rosarino enlazó dos partidos como suplente fue en la temporada 2013-14. Lesionado en noviembre de 2013 en el Benito Villamarín, donde solo actuó en los primeros 21 minutos, Leo reapareció dos meses después, en partido de Copa frente al Getafe, jugando los últimos 28 minutos en lugar de Iniesta y marcando dos goles para el 4-0 final. Tres días después Martino volvió a dejarle en el banquillo en el Calderón, frente al Atlético de Madrid, entrando en el segundo tiempo en el lugar del mismo Iniesta.

A partir de ahí nunca más volvió a ser Messi suplente en dos partidos consecutivamente. Con Luis Enrique lo fue una vez en la temporada 2014-15 (el partido del ‘divorcio’ en Anoeta), tres en el curso 2015-16 y dos en el 2016-17. En total, con Luis Enrique, Leo jugó 6 partidos como suplente en tres temporadas mientras que con Valverde ya suma 12 encuentros iniciando en el banquillo: seis en la temporada 2017-18 y otros seis en la actual.