Asaltaron el domicilio de Arthur tras el partido ante Liverpool

play
Barcelona fue contundente ante un Liverpool aplicado (1:29)

Jordi Blanco comenta la victoria culé en la semifinal de la UEFA Champions League. (1:29)

BARCELONA -- Arthur Melo, el mediocampista brasileño del FC Barcelona, no guardará, desde un punto de vista personal, un recuerdo demasiado feliz de la jornada del miércoles, cuando el Barça goleó al Liverpool para meter un pie en la final de la Champions. Apartado del once titular de Valverde y quedándose todo el partido en el banquillo, el jugador sufrió un robo en su domicilio en el cual su hermano llegó a ser amenazado por los asaltantes.

El suceso, avanzado en La Sexta y confirmado por fuentes del club azulgrana a ESPN, ocurrió en la misma noche del miércoles, cuando dos ladrones se colaron en la casa de Arthur, situada en el barrio de Pedralbes (parte alta de Barcelona) por una ventana. Cuando estaban en el interior del domicilio, poco después de acabar el partido del Camp Nou, llegó el hermano del jugador brasileño (Paulo Henrique) y los dos asaltantes se encararon con él, amenazándole con agredirle con un cuchillo si no les entregaba el dinero y los objetos de valor que hubieran en la casa.

Tras inmovilizar al hermano y a una asistenta que también se encontraba en el domicilio, los ladrones se marcharon, por la misma ventana utilizada para entrar en la casa, con un botín entre el que habría un reloj y diversos objetos de valor fáciles de transportar. En cuanto se supo fuera de peligro, Paulo Henrique llamó a Arthur para comunicarle lo sucedido y el jugador lo comunicó de inmediato a los responsables de seguridad del club.

Puesto en conocimiento de la policía el robo, diversos efectivos de los cuerpos de seguridad, con presencia de la policía científica, se desplazaron al domicilio del jugador, que llegó junto a dos responsables de seguridad del Barcelona y este jueves se realizó la denuncia en comisaría.

Esta no es la primera vez que un jugador del Barça sufre un robo en su domicilio en parecidas circunstancias. En junio de 2018 unos ladrones entraron en la casa de Piqué cuando el central, junto a algunos compañeros, asistía a un concierto de Shakira en Barcelona y en noviembre, mientras el Barça estaba en Milán para el partido de Champions frente al Inter, fue asaltado el domicilio de Jordi Alba.