Real Madrid necesita librarse de Bale, pero sus opciones son limitadas

play
La respuesta de Zinedine Zidane a la pregunta de ¿por qué no ha jugado Bale? (0:37)

El entrenador del Real Madrid fue simple y directo: "Porque han entrado otros". Tras finalizar el último encuentro de la temporada ante el Betis, el francés dijo que "estoy tomando decisiones de quien juega y quien no". (0:37)

¿Cómo resolver el problema de Gareth Bale? Es una pregunta para la que nadie parece tener respuesta en este momento, y eso incluye al mismo Bale, al DT de Real Madrid, Zinedine Zidane, y al presidente del club, Florentino Pérez.

Luego de seis años con los gigantes de España, tras un pase de €100 millones de Tottenham en 2013, el internacional galés se ha convertido en el jugador británico más exitoso en el continente. Ganó todos los honores con Real, incluyendo cuatro Champions Leagues. Asumió el desafío de jugar con los galácticos modernos de Real, como Cristiano Ronaldo, y demostró ser más que capaz de jugar a su altura.

No mereció las críticas de Zidane tras la derrota local de Madrid por 2-0 ante Real Betis el domingo, cuando el jefe de Real cuestionó la actitud de Bale en el "día a día", dejando en evidencia la realidad de la situación del jugador en el club -- aunque los representantes de Bale le dijeron a ESPN FC que su cliente está "relajado" con respecto a los comentarios. Zidane no es un fanático de las cualidades de Bale, y con gusto le daría salida para hacer lugar en el plantel, liberando dinero en la nómina para fichar jugadores más acordes a su gusto, como Eden Hazard, Kylian Mbappé y Paul Pogba.

Pero aquí está el problema: Bale cumplirá 30 años en julio y tiene tres años más de contrato en el Bernabéu, que, según supo ESPN FC a través de sus fuentes, tiene un valor básico de £15.5m por año. Eso puede sonar como una gran noticia para Bale, porque todas las cartas financieras lo favorecen, pero también hace que sea casi imposible para Real encontrar un club dispuesto a quitárselo de las manos.

Bale fue titular en 79 de 151 partidos de La Liga para Real Madrid en las últimas cuatro temporadas, lo que significa que fue suplente o directamente estuvo ausente en casi la mitad de los partidos de liga. Los problemas físicos que ha tenido estos últimos años, cuando se vio limitado por una serie de lesiones musculares, no desmotivarían a muchos clubes, ya que, cuando está en condiciones, su capacidad de ganar partidos hace que valga la pena el riesgo. Siempre hay riesgos asociados a la aptitud física de un jugador, pero no es lo mismo cuando el jugador gana £300,000 por semana, y seguramente sería el miembro del plantel con el salario más alto.

Manchester United descubrió esa dolorosa realidad a los golpes con Alexis Sánchez, quien ha marcado apenas cinco goles en 45 actuaciones mediocres para el club desde que llegó procedente de Arsenal en enero de 2018 con un contrato que le paga £400,000 semanales en Old Trafford.

Cualquier club que se atreva a considerar incorporarlo tendría que hacer una estimación del riesgo y la recompensa teniendo en cuenta sus condiciones físicas y el costo financiero de sacarlo del Bernabéu, y es difícil que ésta dé positiva. Es por eso que sólo Real puede resolver este problema. Las fuentes le han informado a ESPN FC que Bale no tiene apuro en irse de Madrid. Se esforzó por ganarse a Zidane en el pasado con cierto nivel de éxito, y aunque hoy por hoy su futuro en Real parece más sombrío que nunca, nuevamente intentará cambiar las cosas.

Si Real y Zidane quieren venderlo, tendrán que compensar a Bale por los tres años que restan en su contrato y hacerlo asequible para los interesados, lo cual no es tentador para un club que apunta a invertir en fichajes caros y no a gastar en jugadores que no quiere. Los jugadores casi nunca cobran la totalidad de sus contratos cuando son vendidos, y aunque Real no le pague £45m para sacarlo del Bernabéu, el número igualmente sería enorme.

Un préstamo es una posibilidad, con Real subsidiando el salario de Bale por una o dos temporadas, como hizo con James Rodríguez en Bayern Munich, pero sólo un puñado de clubes serían atractivos para Bale, y la mayoría de ellos no necesitan un extremo de 30 años con condiciones físicas dudosas. Manchester City y Liverpool ya están bien armados con opciones más jóvenes y menos costosas, mientras que es muy poco probable que Barcelona sea un potencial comprador para Real. Arsenal ahora está enfocado en fichajes más jóvenes y menos costosos que Bale, cuyo pasado en Tottenham no lo alentaría ni a él ni a los hinchas del Emirates, mientras que Chelsea también está buscando un perfil de jugador distinto.

Manchester United buscó a Bale casi todos los veranos que estuvo en Madrid, pero las fuentes le informaron a ESPN FC en marzo que ahora no es un objetivo, y el mismo jugador no estaría entusiasmado con la posibilidad de pasar a United. Un emotivo regreso a Tottenham podría ser tentador para Bale y los Spurs, pero, nuevamente, el costo financiero del acuerdo y sus repercusiones en la armonía del vestuario anularían la posibilidad. Además, Bale no da con el perfil de los fichajes de Tottenham.

Así que, en términos realistas, sólo quedan Bayern o Paris Saint-Germain, como clubes en los que Bale podría estar interesado, y que podrían costear el privilegio de tenerlo. Pero a PSG no le faltan jugadores ofensivos en este momento, y el proceso de reconstrucción de Bayern seguramente se enfocará en jugadores más jóvenes que Bale. Inter de Milán, un club con mucha ambición y dinero para gastar, es una alternativa interesante que podría llegar a tentar a Bale, pero su edad, su historial de lesiones y su salario amenazan con complicarle mucho la búsqueda de una nueva casa.

Así que tiene un problema, y Real Madrid también. Es un gran jugador con un historial fantástico, pero tiene un costo muy alto, a menos que Real esté dispuesto a ceder dinero para recortar la pérdida. Podría transcurrir toda la ventana de verano antes de que esto se resuelva.