Javier Aguirre, el 'bombero' especialista en salvar equipos

Getty Images

MÉXICO -- Javier Aguirre empezó como auxiliar de Miguel Mejía Barón al poco tiempo de haberse retirado como jugador, ya que el 'Doctor' lo invitó a trabajar en la Selección Mexicana en el proceso para el Mundial Estados Unidos 1994.

Luego se convirtió en auxiliar de Guillermo Vázquez en el equipo que representó a México en los Juegos Panamericanos de Mar de Plata en 1995.

Su franqueza para hablar y la forma clara, tajante, de dirigirse al jugador, con el tiempo le dio un sello distintivo que lo colocó en equipos en situaciones apremiantes, situación que inició en 1996 al recibir la oportunidad en el Atlante, escuadra que salvaría del descenso.

Su paso por el Pachuca, al que también salvó del descenso, fue fructífero al lograr un título (Invierno 99), y luego el Tri, lo proyectaron para dar el salto: dirigir en Europa.

Recién desempacado de la Selección Mexicana, a la que había dirigido en el Mundial Corea-Japón 2002, el estratega llegó a su primer club que buscaba eludir el descenso: el Osasuna.

Lo llevó el entonces presidente de los 'Rojillos', Patxi Izco, quien después lo candidateó para el Real Madrid, debido al éxito de su gran gestión con Osasuna.

"Javier es un gran técnico, muy trabajador, con mucho carácter, con mucha capacidad. Estuve un año con él en Osasuna, pues me fue a buscar a Alemania; yo había estado tres años en el Hamburgo y él me fue a buscar allá", quien así habla es el exfutbolista de origen argentino, Bernardo Romeo, quien jugó en el Osasuna de 2005 a 2007 y le tocó ser dirigido en una corta etapa por el 'Vasco'.

"Yo lo que siempre veía de él era la capacidad para que se entendiera rápidamente lo que pretendía dentro del campo de juego. Tenía una forma de motivar también muy importante y además, hacía entender rápidamente lo que él quería", indicó.

"El año de mi llegada (2005) fue muy bueno; salimos cuartos en la Liga, después nos dio la posibilidad de jugar la Champions. Javier Aguirre dejó un legado muy importante en Osasuna y es un técnico que, en lo particular, me quedó muy presente por su manera de manejar al grupo, por su manera de convencer al jugador y por supuesto, por su trabajo. Con el grupo fue excelente, sabía llegarle muy bien", expresó.

Por su parte, el exportero Félix Fernández recuerda la primera vez de Aguirre en el timón azulgrana en la campaña 95-96.

"Cuando él llegó el equipo no estaba tan comprometido para el descenso, tampoco es que estuviera tan bien. Había llegado al límite la paciencia con La Volpe y por eso decidieron removerlo. La entrada de Javier sirvió muchísimo en lo anímico; tuvimos otra vez la posibilidad de entablar un diálogo, una comunicación con un técnico. Sacamos buenos resultados, nos dio muchísima confianza a todos, que eso lo ha tenido en todos sus equipos y con todos sus jugadores", dijo.

Otro que conoció al 'Vasco' fue Raúl Gutiérrez cuando ambos aún eran futbolistas.

"A Javier yo lo conocí primero como jugador en la época de Menotti en la Selección Mexicana. Estuve con él hasta el 95, cuando fuimos a la Copa América", mencionó.

"Te puedo decir que es un tipo muy frontal, mal hablado en muchos sentidos, pero siempre en un afán propositivo. Y en ese 'rollo' que él tiene, siempre trata de darle confianza al jugador, de ser muy claro con lo que espera de este", aseguró Gutiérrez.

"Es un tipo que sabe inyectarle orden a sus equipos y tiene una personalidad que también creo que los jugadores la toman como una guía, porque es positivo, frontal; te dice claramente cómo quiere que hagas las cosas y creo que eso lleva a sus equipos a ordenarse y a convencerlos de la idea. Por eso creo que le ha funcionado arrancar con equipos que van muy abajo en la tabla", agregó el Potro.

Como sea, Aguirre tendrá su quinta aventura en España, después de haber dirigido al Osasuna, Atlético, Zaragoza y Espanyol. Su misión, ahora, es salvar a un moribundo Leganés del descenso.