Aguirre: "Quizás elegí mal la manera de preparar el partido"

LEGANÉS -- Javier Aguirre, entrenador mexicano del Leganés, hizo autocrítica en cuanto a la manera de preparar el derbi que su equipo acabó perdiendo por 3-0 contra el Getafe en LaLiga Santander.

"El Leganés del primer tiempo estuvo desconocido. No estuve bien, quizás elegí mal la manera de preparar el partido y soy el culpable de la primera parte, que fue la que acabó con el partido. Después intentamos corregir, mejorar en todo. Pero ya el 0-3 era una losa muy pesada", señaló.

En ese sentido no quiso usar como excusa la baja a última hora de Youssef En-Nesyri después de confirmarse su traspaso al Sevilla: "Sería muy fácil para mi escudarme en eso. Aquí el míster se equivocó de pleno, asumo mi responsabilidad y soy el máximo culpable de la derrota".

"Ahora es dónde se ve al equipo, en las buenas todos sacamos la cabeza. Veníamos mejorando, veníamos bien. Probablemente la primera sea la peor parte desde que estoy aquí. Elegimos mal momento, en casa, y ante un mal rival, el Getafe", añadió.

Pese a todo animó a pasar página: "No le doy más vueltas, es una derrota que asumo como mía y como propia. Lo lamento profundamente por la gente que nos vino a apoyar, elegimos mal día para hacer nuestro peor partido".

"Pero hay tiempo para devolverles con creces lo que nos dieron hoy. Estamos en la guerra, nos quedan menos partidos y hay que apelar al orgullo. Excusas ninguna. La cara la doy yo, soy el máximo responsable. Y asumo cualquier crítica porque es merecida", agregó.

Aguirre espera levantar la moral del grupo: "El equipo está lastimado pero no derrotado. Perdimos tres puntos, es cierto. Nos pasaron por arriba la primera parte, es cierto. Se equivocó el míster, es cierto. Pero hasta ahí. Veníamos de una bonita racha y hoy dimos un paso atrás, contra un mal rival y en un mal momento".

"Le dije a los jugadores que aquí el que se quiera marchar, hasta el 31 de enero tiene tiempo. Necesito once nada más. Pero los chicos son orgullosos, tienen seriedad, están jodidos. Y tienen que estarlo. Hoy no hay motivos para reír. Maquillamos la segunda parte con actitud pero no fue un buen día, es cierto", completó.

Asimismo lamentó que la mala actuación viniera en un choque tan especial como lo es siempre el que les mide al máximo rival: "Hay días que no te sale nada, que estás espeso. Se juntó la tormenta perfecta en nuestra contra en la primera parte y ya está. Es difícil de digerir porque es el derbi y es ahí donde hay doble derrota".

"Pero nada más. Mala noche, mañana entrenaremos por la mañana y pensaremos en el Ebro. No hay tiempo para lamentos. Un equipo en descenso no se puede lamentar, tiene que pasar estos tragos amargos para crecer", apuntó.

Por otro lado habló acerca de aquellos aficionados que se fueron antes de tiempo del campo: " ¿Qué le vas a decir? Gracias por aguantar hasta el 86, ya aguantaron bastante. La gente es cariñosa, apoyó hasta el final. Es normal que quiera marcharse pronto a casa".

Finalizado el duelo, esperan sacar conclusiones positivas del revés: "Con las derrotas se crece. En los tiempos difíciles hay que estar juntos, sólidos y crecer. Si dudamos de cosas que hacemos, mal vamos. Lo primero es reconocer los errores. Sacaremos conclusiones positivas seguramente. Ahora hay Copa y si nos relajamos y tiramos la toalla, vas al Wanda y te hacen un traje".