Entrenadores emergentes del Barcelona sufren en su debut

play
Setién cumplió el sueño de todos: jugar un loco con Messi en Barcelona (0:25)

El flamante entrenador blaugrana tiró unos pases con la Pulga y cuando perdió tuvo que correr para recuperar la pelota. (0:25)

BARCELONA -- Quique Setién es el primer entrenador que dirigirá al Barcelona como solución de urgencia desde que en la recta final de la temporada 2002-03 Radomir Antic ocupase el puesto de Louis van Gaal. Y siendo el octavo en los últimos 40 años que ocupará el banquillo azulgrana sustituyendo a un técnico cesado se enfrenta a una estadística, de entrada, preocupante: de los siete precedentes solo dos debutaron con victoria.

Helenio Herrera en dos ocasiones, Menotti, Luis Aragonés, Rexach también dos veces y Radomir Antic fueron los llamados de urgencia. Un 4-2 en 1980 ante el Sporting y un 3-2 en 1996 frente al Celta fueron los dos únicos triunfos, acompañados de cuatro empates: 0-0 ante el Sporting en 1980, 1-1 ante el Betis en 1983, 1-1 ante el Celta en 2001 y 2-2 contra el Athletic en 2003 y una derrota: 1-0 en San Mamés en 1987.

DOBLETE DE HELENIO HERRERA
Al legendario entrenador argentino, que había dirigido en una primera etapa al Barça entre 1958 y 1960, le reclutó Núñez en marzo de 1980 tres días después de que el equipo azulgrana dirigido por Joaquim Rifé cayera en el Camp Nou ante el Valencia (0-1) y llevase enlazados ocho partidos sin ganar (5 empates y 3 derrotas). Debutó como local el 9 de marzo ante el Sporting de Gijón y no pasó de un discreto empate sin goles.

Ocho meses después, en noviembre, volvió a ser llamado por Núñez para sustituir a Ladislao Kubala, que fue cesado tras encajar un humillante 0-4 frente al Colonia en Copa de la UEFA y sumaba 6 derrotas en los 10 últimos partidos. Helenio se puso al frente del equipo el 9 de noviembre de 1980 ante el Atlético de Madrid y el Barça venció por 4-2, con dos goles de Quini y sendos de Asensi y Simonsen. Aquella noche debutó en el Camp Nou un jovencísimo Bernd Schuster, llamado a ser una de las grandes estrellas del equipo en los años siguientes.

Su Barça, que no ganó ningún título en la temporada 1979-80, cerró la siguiente, 1980-81, recordada por el secuestro de Quini, con la conquista de la Copa del Rey.

CÉSAR LUIS MENOTTI
El 26 de febrero de 1983 el Barça cayó (0-2) ante el Racing de Santander y tras igualar (0-0) ante el Austria de Viena, fue despedido Udo Lattek, que llevaba temporada y media en el club. Su lugar lo ocupó de manera interina, una semana, José Luis Romero, que solo dirigió un partido que el Barça empató en Salamanca (1-1) y de inmediato llegó César Luis Menotti, campeón del Mundo al mando de Argentina en 1978 y, se entendía, el mejor aliado de Maradona en el Camp Nou.

Menotti debutó el 12 de marzo de 1983 como local frente al Betis... Y no pasó del 1-1. Carrasco marcó a los tres minutos y en la segunda mitad igualó Parra para los andaluces en un estreno que supo a poco en una recta final de temporada que se cerró con la conquista de la Copa del Rey y de la Copa de la Liga, torneos en que se ganó la final frente al Real Madrid de Alfredo Di Stefano.

LUIS ARAGONÉS
Cinco partidos duró en su cuarta temporada, la 1987-88, Terry Venables al frente del Barça y tras caer (0-1) con el Valencia el 20 de septiembre de 1987 fue despedido para ocupar Luis Aragonés su puesto en el banquillo. El madrileño debutó una semana más tarde en San Mamés frente al Athletic y lo hizo encajando una derrota mínima (1-0), en lo que fue el preludio de una temporada especialmente complicada a todos los niveles para el club.

El comienzo de Aragonés al frente del Barça no pudo ser peor ya que perdió sus primeros tres partidos dirigidos, cerrando la temporada en una triste sexta posición liguera y salvando el curso con la conquista de la Copa del Rey.

DOBLETE DE REXACH
Carles Rexach tomó también en dos ocasiones el banquillo por imperativo legal. Lo hizo en el desemboque de la temporada 1995-96 y en la recta final de la 2000-01.

La primera vez fue por el despido fulminante de Johan Cruyff en mayo de 1996, un día antes de la penúltima jornada que enfrentaba al Barça con el Celta en el Camp Nou y que se solventó con una ajustada victoria por 3-2, con un doblete de Òscar y otro gol de Cuéllar que remontaron el 0-2 con que se había avanzado el equipo gallego. El Barcelona cerró aquel curso sin títulos.

La segunda ocasión fue en abril de 2001, tras ser cesado Lorenzo Serra Ferrer después de perder (3-1) en el campo de Osasuna y sumar solo 2 victorias en 10 partidos. Rexach debutó el 29 de abril de 2001 en el Camp Nou frente al, otra vez, Celta y no pasó del 1-1. Mostovoi logró el 0-1 apenas comenzar el choque y a la media hora Gabri marcó el empate con que concluyó el encuentro. Charly dirigió un total de 9 partidos en esos dos últimos meses de curso, ganando solamente dos un Barça que cerró la temporada, otra vez, sin lograr ningún título.

ANTIC, EL ÚLTIMO
El último cambio en el banquillo del Barça durante una temporada se produjo en el curso 2002-03, que acabó, otra vez sin títulos (por cuarto año consecutivo) y llegó por el despido de Louis van Gaal a finales de enero de 2003 después de perder (2-0) en Balaídos (siempre el Celta en el escenario), sumar tres partidos sin ganar (dos derrotas) y haber vencido solo 4 de los 12 últimos partidos.

Le sustituyó de manera interina Toño de la Cruz, que solo se sentó en el banquillo para el partido que el Barça cayó goleado por 3-0 en el Vicente Calderón ante el Atlético de Madrid, un día después de que Antic hubiera firmado su contrato

hasta final de temporada. El entrenador serbio debutó el 9 de febrero en el Camp Nou ante el Athletic de Bilbao y no pasó del 2-2. Saviola y Overmars avanzaron al equipo azulgrana en la primera mitad, antes de que en la segunda Ezquerro y Yeste nivelasen el marcador.