Cristóforo: "La vida nos enseña que hoy estamos bien y al segundo todo se puede acabar"

El club decidió no ejecutar la opción de compra el mediocampista uruguayo, que retorna a la Serie A. Getty Imagenes

Sebastián Cristóforo habló del partido en el que enfrentará al Sevilla, su exequipo, y reflexionó sobre la lesión que lo alejó del club: "Me pregunto cómo habría sido mi etapa en el Sevilla si no me hubiera lesionado. Pero ya pasó. La vida nos enseña que hoy estamos bien y al segundo todo se puede acabar".

Cristóforo juega hoy para el Eibar, que enfrentará al Sevilla por la fecha 34 de La Liga de España. Se enfrentará al equipo que lo compró en la temporada 2013/2014, cuando jugaba en Peñarol. Se enfrentará al club que le dio minutos y Seba le respondió, pero una lesión interrumpió la historia que pintaba muy bien.

El técnico del Sevilla era Unai Emery, que lo puso a jugar de inmediato. Sin, embargo, el 16 de marzo de 2014 se rompió los ligamentos cruzados. "Hay veces que te preguntas cómo habría sido mi etapa en el Sevilla si no me hubiera lesionado. Pero ya pasó. Ya pasó. Lo veo más como una parte de mi vida que me ha servido para crecer y superarme", dijo Cristóforo al periódico ABC de Sevilla.

"Una lesión así te hace valorar muchas cosas que creés que son normales. Y no. La vida, también con todo lo que hemos pasado con el coronavirus, nos enseña que hoy estamos bien, y al segundo todo se puede acabar. Hay que valorar, hay que valorar", reflexionó.

Además, recordó el devenir de los hechos: "Yo había jugado cuatro partidos consecutivos, entre La Liga y la Europa League, y, de repente, llegó la lesión ante el Valladolid. Sinceramente, no me esperaba que fuera tanto. ¡No me lo podía creer! Los primeros días fueron los peores. Luego te reponés. No queda otra".

En enero del año siguiente tuvo que volver a pasar por el quirófano. "Qué iba a hacer. Pues nada. A recuperarse de nuevo. Podría lamentarme, pero no vale para nada; prefiero quedarme con lo que aprendí y con lo que vivo actualmente", señaló el ex-Peñarol. En total, sumó 56 partidos con el Sevilla, al que hoy califica de “equipazo”.

En ese club, compartió vestuario con Ever Banega, quien para él es uno de los mejores jugadores con los que jugó. "La manera en la que lee el partido, cómo se mueve. Es impresionante. Yo sabía que él iba a querer continuar en el Sevilla estos meses. Tiene un objetivo claro, salir por la puerta grande para irse tranquilo", sentenció.