Te vas a arrepentir, Barcelona

ESPN

Luis Suárez se irá del club de sus amores con los ojos llorosos pero con la cara en alto, el delantero uruguayo sigue de moda y por eso te vas a arrepentir, Barcelona

A la colección de malas decisiones del Barcelona en los últimos años, súmenle una más: la salida de Luis Suárez.

“Ya está viejo” es el clásico argumento para justificar su adiós, y si tomamos en cuenta que el próximo 24 de enero cumplirá 34 años, quizás sí entra en la categoría de ‘veteranos’ en el futbol de primer nivel. Pero aquí lo más importante no es su edad, son sus números sobre el terreno de juego, y desde que llegó al Barça en el verano del 2014, NO HA PARADO DE MARCAR DIFERENCIA.

A un delantero se le mide, principalmente, con goles; bueno, ‘Lucho’ anotó 198 en 283 partidos con la playera blaugrana. Eso significa que, en un periodo de sólo seis años, se convirtió en el tercer máximo anotador del club, sólo detrás de Lionel Messi y César Rodríguez. Impresionante, ¿no? Pero eso no es todo.

Como atacante, Luis Suárez nunca ha sido envidioso, de hecho su filosofía futbolística es ceder la pelota si hay algún jugador con mejores opciones de anotar, y para muestra su total de 97 asistencias. Además su solidaridad va más allá de un pase para gol; si es necesario defender, lo hace con la misma entrega.

Para los que cuestionan sus rendimiento reciente con el Barcelona, algunos números contundentes: antes de ser operado a finales del año pasado por una lesión en su rodilla derecha, Luis Suárez fue reconocido en diciembre como el mejor jugador de LaLiga tras firmar tres goles y seis asistencias en cinco fechas. A su regreso, cerró la campaña con un total de 21 goles y 11 asistencias en 31 partidos, ¡con seis meses lesionado!

Tras ganar como culé cuatro ligas, cuatro Copas, una Champions League, dos Supercopas de España, una Supercopa de Europa y un Mundial de Clubes, Luis Suárez se irá del club de sus amores con los ojos llorosos pero con la cara en alto.

Con Messi molesto por perder a su mejor socio futbolístico y amigo personal, la directiva blaugrana está cometiendo un grave error. El delantero uruguayo sigue de moda, y por eso te vas a arrepentir, Barcelona.