Piqué sobre el Barcelona: "Messi merece que el Camp Nou lleve su nombre"

play
¿Quién sería el referente del Barcelona sin Messi? (1:33)

Ricardo Puig analiza el futuro del cuadro culé sin el astro argentino. (1:33)

"Leo, es un año, luego vendrán nuevas personas...", le comentó el defensa a Lionel

BARCELONA -- Gerard Piqué dijo que Barcelona debería nombrar el Camp Nou remodelado después de Lionel Messi cuando esté terminado y sugirió que el Barcelona debería haber permitido que el delantero se fuera en el verano si eso es lo que quería. “¿Messi? Yo como presidente habría actuado diferente. Le pedí a Leo que aguantara. El Camp Nou debe llevar su nombre", señaló el defensa en entrevista al periódico catalán ‘La Vanguardia’.

Messi, de 33 años, envió un burofax en agosto informando al Barcelona de su deseo de marcharse. Sin embargo, el presidente Josep Maria Bartomeu se negó a dejarlo ir, y cuando Messi se dio cuenta de que una batalla legal era su única salida del club, argumentó que una cláusula en su contrato le permitía irse gratis, decidió quedarse.

Piqué ha revelado que le envió a Messi un mensaje en ese momento señalando que dentro de un año se elegirían un nuevo presidente y una nueva junta directiva. Sin embargo, a pesar de animarle a quedarse, el defensa azulgrana dijo que Messi se había ganado el derecho a decidir su propio futuro.

"No tuve mucho que ver con Leo en ese momento porque fue una decisión muy personal", dijo. "Recuerdo un mensaje que envié: Leo, es un año, luego vendrán nuevas personas ...”

"Leo se ha ganado con creces el derecho a tomar una decisión y si él sintiera que debería irse ... como presidente habría actuado de otra manera. Un jugador que ha dado tanto en 16 años, está obligado a llegar a un acuerdo con él.

“(Pero) ¿cómo puede ser que el mejor jugador de la historia se levante un día y mande un burofax porque siente que no lo están escuchando? ¿Qué está pasando? Leo se lo merece todo. El estadio nuevo debe llevar su nombre y luego el del patrocinador.

"Tenemos que preservar nuestras cifras, no desacreditarlas. Me sorprende que no estén en el club gente como Pep (Guardiola), (Carles) Puyol, Xavi (Hernández) y (Víctor) Valdés. Algo no se está haciendo bien. "

La entrevista de Piqué brindó la última mirada a la brecha que existe entre los jugadores y el tablero en el Camp Nou. Admitió que su propia relación con Bartomeu no es muy buena, dijo que no habría despedido a Ernesto Valverde y criticó los planes para imponer recortes salariales en todo el club para mitigar las consecuencias financieras de la pandemia de coronavirus.

"Habiendo ganado dos ligas y siendo líder, despedir (a Valverde) a mitad de temporada, como proyecto, no parece muy coherente, no me pareció lógico", dijo.

Tras el despido de Valverde, Cadena Ser reveló que el Barça había pagado a una empresa externa a cargo de varias cuentas de redes sociales para difamar a personas relacionadas con el club, incluidos Piqué y otros jugadores actuales. La saga se conoció como "Barcagate".

"Es una atrocidad como jugador del Barcelona ver que mi club gasta dinero, dinero que ahora nos están pidiendo, para criticar no solo a personas externas con una relación previa con el club, sino a los jugadores que siguen aquí", agregó Piqué.

El Barça ahora solicita a los jugadores que recorten su salario para paliar los efectos de la crisis de salud en las cuentas del club.

Piqué, de 33 años, es uno de los cuatro jugadores que firmaron voluntariamente un nuevo acuerdo que lo ve sufrir un golpe en su salario esta temporada antes de ser remunerado en los últimos años del acuerdo. Sin embargo, también firmó un burofax enviado al club que criticaba los planes para impulsar recortes salariales de hasta un 30% en todo el club.

Renovar y firmar el burofax son cosas distintas ”, dijo. "Personalmente, cualquier jugador es libre de aceptar voluntariamente una oferta del club. Es otro tema cuando te están obligando unilateralmente y de la forma en que lo hicieron [para aceptar un recorte salarial].

"Estoy en total desacuerdo con eso. Lo hicieron cuando muchos jugadores estaban con sus selecciones nacionales, poniéndonos en el mismo grupo que los otros empleados [las fuentes le han dicho a ESPN que los jugadores creen que el personal que no juega no debería ver afectado su salario" ]. Como capitán defiendo los intereses del equipo y decidí fichar [el burofax]. El vestuario está unido [aunque] digan que está roto ”.

Piqué también confirmó que votaría en el próximo voto de censura contra Bartomeu y celebró el hecho de que 20.000 socios del club hayan firmado una petición para forzarla.

En el campo, Piqué confía tranquilamente en cómo van las cosas con el nuevo entrenador Ronald Koeman y espera con ansias el Clásico del sábado contra el Real Madrid.

"Las sensaciones con Koeman son buenas", dijo. "Es muy directo con los jugadores que le gustan y la carga de trabajo ha aumentado. Estamos donde estamos, pero yo soy optimista. Moderadamente optimista".