La Chica del Banquillo: El inicio de Galácticos

La versión Galáctica del Real Madrid fue la base para una industria que se mezcló con los estilos de vida

Cuando Sir Alex Ferguson entró a la comida del Manchester United vio a David Beckham sentado a la mesa, usando un gorro. Le pidió que se lo retirara y David dijo que no. Después de un cruce de palabras con el Spice Boy su técnico le removió el sombrero para ver la cabeza rapada de David. Truco publicitario. David Beckham saldría a calentar previo al partido con el gorro y se lo removería para dejar ver su nuevo estilo… y anunciar su vínculo con una marca de productos masculinos. Esta anécdota, contada por Ferguson en su autobiografía, refleja el cambio de un hombre que entendió que el negocio del fútbol se extendía hasta donde nadie lo había pensado. Sus peinados eran noticia.

Y apareció la imagen. Y se expandió el negocio… y aparecieron los Galácticos. El presidente merengue, Florentino Pérez, tuvo la visión de maximizar la imagen de un equipo conocido como el Real Madrid para que pasara a ser global. El 24 de febrero saldrá al aire Galácticos, una serie documental de ESPN. Que devela los mitos alrededor de un equipo que fue más popular que exitoso, hablando en términos deportivos.

Las giras mundiales, los actos publicitarios, la parafernalia y las presentaciones multitudinarias se conjugaron para juntar a un grupo de los más talentosos y populares jugadores de fútbol de todo el mundo. Jugadores que se quejaban de que con la cantidad de eventos a los que debían asistir no tenían tiempo de entrenar. No entrenaban. Pero perdían ganando, como dijo Jorge Valdano.

Esa versión Galáctica del Real Madrid fue la base para una industria que se mezcló con los estilos de vida y jugó con el carácter aspiracional del público. Quiero ser como Beckham. Ir a las fiestas de Ronaldo, el Fenómeno. Salir con una top model como Figo. Pero mientras, me conformo con utilizar los calzoncillos que vende la selección italiana, que también replicó el modelo de negocio. Un modelo que se expandió hasta transgredir los límites de la vida pública. Una invadida por los hombres más conocidos del mundo. Cristiano, por ejemplo, es la persona más seguida en Instagram. Esa marca, ese legado, comenzó con la ambición de juntar un talento que parecía salido de otra Galaxia. La Galaxia merengue.

No se pierdan Galácticos, por ESPN.