Los argumentos para ganar LaLiga

ESPN

El Atlético apela o se aferra a la matemática, el Barça a la racha y el Madrid a su esencia; cada uno tiene sus armas, sus argumentos para ganar LaLiga.

Ya sé que llevo dos semanas repitiendo que pronosticar es un ejercicio condenado a fracasar. Pero seamos sinceros. Primero, equivocarnos al elegir un probable ganador en lo que sea nos pasa a todos. Segundo, si eso sucede y aunque parezca descaro, el futbol nos “permite” cosas como “los partidos hay que jugarlos y al final puede pasar cualquier cosa”. Y tercero, el increíble escenario que nos ha puesto LaLiga para sus últimas nueve fechas hace que sea demasiado tentador.

Por eso aquí vamos. Con un campeonato que parecía muy encaminado a principio de año y en el que hoy puede salir campeón cualquier de los tres aspirantes. Cada uno tiene sus armas, sus argumentos para ganar LaLiga.

Al Atlético de Madrid le queda todavía un punto de ventaja. Su destino depende únicamente de sus acciones. De la capacidad pero, sobre todo, de la convicción que pueda tener el equipo de Simeone. Porque es una realidad que los colchoneros han dudado en momentos muy marcados de la temporada. El primer tiempo del derbi ante el Madrid en la primera vuelta de Liga, los minutos finales del mismo juego pero en el Metropolitano o la ida de Champions ante el Chelsea, son seguramente lo más evidentes, aunque no los únicos. Le pasó también el domingo contra el Sevilla.

De un primer tramo de temporada histórico a un cierre de campeonato que ronda el fracaso. Y es que el Atlético puede acabar por ser su propia víctima. El equipo del Cholo arrancó el año como un aspirante a todo. Una aspiración ganada a pulso. Asumida con responsabilidad también. Aunque de la Copa se quedó apartado muy rápido, su andar en Liga y Champions fueron haciendo de la mera aspiración una seria candidatura. Y el traspié europeo junto a la ventaja que tuvo en LaLiga le cambiaron la candidatura al título por una obligación de salir campeón. Y cuando no se consigue una obligación, entonces se fracasa. Más aún si el camino lleva un desplome como el que va contando este Atlético.

Su calendario le ayuda poco. Visitas a Sevilla ante Betis, a Bilbao o a Camp Nou no garantizan nada y se combinan con el muy mal momento anímico. Recibir a la Real campeona de Copa tampoco luce sencillo. Le veo partidos suficientes como para perder la carrera final. Tampoco le ayuda no estar acostumbrado a correrla muy a menudo como ya dijo Simeone tras perder en Sevilla.

Detrás del Atleti viene el Barcelona. A un punto apenas por más que se haya dejado mucho más de lo necesario o de lo esperado ante el Valladolid para conseguirlo. El equipo tiene ya 19 partidos sin perder. Ganó 16 de esos juegos. Nadie en Europa entre las principales ligas puede presumir de algo así.

Pero el Barça no es solamente el equipo que cuentan esos números. Sería todo demasiado bueno y últimamente por Camp Nou, de lo bueno, poco. El de ayer fue un partido gris rayando en lo negro y pasajes también oscuros le han dejado varios encuentros en esa racha.

Dependiente como siempre de Messi y de Ter Stegen y sostenido en buena medida por la enorme figura en la que ya se ha convertido De Jong, el equipo después acaba teniendo un poco de varios otros pero no lo suficiente de ninguno.

Pedri es el que más se acerca a estos tres, pero tampoco se mantiene. De entre todos los demás futbolistas de Koeman que se tratan de asomar, la mayoría acaba desentonando.

Tiene que visitar al Madrid e ir al campo del Villarreal como los escenarios más duros. Recibir al Atlético y al Celta serán los otros juegos, a priori, de riesgo.

Nos queda el Real Madrid. Y lo primero que tiene que quedar claro es que sus opciones están sujetas, primero a la serie que inició ante el Liverpool. De los tres es el único vivo en Europa. La Champions puede ser una distracción pero al mismo tiempo una motivación que no tienen los otros.

Perder ante los de Klopp en la vuelta podría hacer que el Madrid se enfoque sólo al torneo local; pero volver a superar a los Reds acabaría por lanzar a un equipo que encuentra los próximos 10 días, claves en su temporada, en su mejor momento del año.

Si el Barça tiene 19 juegos invicto, el Madrid suma ya dos meses sin perder. No cae desde hace 11 juegos. Su irregularidad parece quedar atrás. Su juego no cambia demasiado. Luce bastante poco y depende de los mismos no de ahora, sino de hace ya años.

Pero el Madrid responde. No está Ramos, pero Nacho se ha vuelto determinante. Casemiro, Modric y Kroos son otra vez infalibles y Benzema es un crack que hace goles y genera futbol. Podrá leerse exagerado, pero es muy parecido a la realidad.

Suma ahora la baja de Varane por Covid. Un duro revés para Zidane que exigirá aún más de Nacho y pondrá a prueba a Marcelo o a Militao. Una bala al aire cualquiera de ellos.

Dos cosas más. Una es que contrario a lo que le pasa al Barça, aquí hay más jugadores capaces de acercarse al nivel de los mejores. Mendy ha tenido muy buena temporada. Lucas Vázquez es muy bueno y cumple siempre y quedan después tipos como Valverde o Asensio. Comparado con el Barcelona, en el Madrid parece haber más de dónde.

Y la otra tiene que ver con el momento final que exigirá la temporada. Si el Atlético no suele correr muchas veces este sprint final, el Madrid y el Barça sí. Y hacerlo con la obligación de llegar primero a la meta parece sentarle mejor al equipo de Zidane que lo lleva en su ADN. Jugar para ganar es más la historia de los blancos. Jugar para gustar y divertirse va más con la del Barça.

El Madrid irá al campo del Getafe, Cádiz, Granada y Athletic y recibirá al Barça, Betis, Osasuna, Sevilla y Villarreal. Los partidos más duros los jugará en casa.

Con estos escenarios, el Atlético apela o se aferra a la matemática, el Barça a la racha y el Madrid a su esencia. ¿Con cuál de las tres te quedarías tú?