Cartas desde Barcelona: El comodín de la Superliga

play
Koeman: 'El título no está en nuestras manos, pero lucharemos hasta el último minuto' (0:45)

Ronald Koeman habló en conferencia de prensa sobre las posibilidades del Barcelona de ganar el título de La Liga. (0:45)

BARCELONA -- El Barcelona que se dejó el sábado una parte importante de sus aspiraciones en la Liga cediendo un terrible empate en el Camp frente al Atlético de Madrid enfoca su final de temporada tan atento al improbable resurgir final en el césped como al trabajo en los despachos, donde se intenta dar forma al proyecto del próximo ejercicio, manteniendo ahora en el aire la continuidad de Ronald Koeman en el banquillo, y se cruzan los dedos a la espera de una asamblea de compromisarios que deberá decidir la postura del club en la Superliga Europea.

Es allí donde el Barça juega otro partido enorme, arriesgado y que tiene en vilo a todo su entorno. Porque su postura le ha colocado en un escenario tan incómodo a ojos del fútbol mundial como ante sus propios asociados... Pero la directiva de Joan Laporta juega este partido con un comodín que sostiene indiscutible. Los socios decidirán...

A PLENO RITMO

El fin de semana comenzó el viernes con una doble noticia que incidía directamente en los despachos del Camp Nou. Silencio ante la portada del diario francés L'Equipe que anunciaba la renovación de Neymar por el PSG ("no nos concierne" fue el único mensaje que se trasladó desde el club) y desazón inicial pero respuesta inmediata ante el comunicado amenazante de la UEFA.

El Barça, en unión con Juventus y Real Madrid, respondió este sábado a primera hora con otro comunicado en el que denunció lo que entiende como "amenazas" del máximo organismo continental y se mantiene, de momento, firme, en sus postulados... Pero, de puertas adentro, juega con una carta que entiende definitiva en la tranquilidad que transmite a la opinión pública.

El Barcelona firmó su adhesión a la Superliga Europea el 19 de abril dando cuenta, se asegura desde sus oficinas, que su teórica participación en esta aventura al margen de la UEFA quedaba a expensas de lo que decidieran los socios del propio club. "La Asamblea ratificará o rechazará la permanencia del Barça, porque el club es de los socios" se reiteró a ESPN Deportes desde el Camp Nou, confirmando que Joan Laporta firmó ese compromiso inicial incluyendo esa condición indispensable que, en caso de rechazo por parte de los socios, liberaría al club azulgrana de continuar adelante en la aventura sin que ello le provocase nungún perjuicio económico.