España quedó corta en la Euro 2020, pero varias de sus figuras apuntan oro Olímpico

play
¿Cuál campeón ganaría: Argentina o Italia? (1:52)

Un juego entre las selecciones ganadoras de la Euro y Copa América podría realizarse en honor a Diego Armando Maradona. (1:52)

Y así, al fin ha terminado. Y vaya forma de terminar.

En la noche del domingo, las selecciones de Italia e Inglaterra se encontraron en Wembley en la final de la Euro 2020. (Italia ganó en tanda de penales, pero eso ya lo sabían). El sábado, Argentina se impuso a Brasil en el Maracaná en la final de Copa América. Cuesta imaginar finales mucho mejores, o escenarios superiores (aunque se sentía vacío un Maracaná con solo 6,500 aficionados en un estadio capaz de albergar cerca de 80,000 personas) para terminar esos torneos con un crescendo, poco antes de que caiga el telón por última vez, permitiéndonos dejar el teatro luego de darnos la oportunidad de olvidarlo todo por un rato. Aparte de todos esos fichajes que no ocurrirán, obviamente.

Oh, esperen.

El Real Madrid ya volvió a los entrenamientos. Al igual que el Atletico Madrid. Y también el Barcelona. Algunos jugadores, de todos modos. En su mayoría, aquellos de quienes realmente no hemos oído hablar. Mientras tanto, en la costa este de Barcelona, un montón de jugadores de quienes sí hemos oído hablar (más futbolistas de los que normalmente esperarías haber oído hablar en un equipo como éste) entrena en Benidorm. Dicho lo anterior, no se trata de regresar a los entrenamientos, porque nunca los han dejado.

En la mañana del lunes, abordaron un avión con rumbo a Kobe, Japón. Cuando llegaron al aeropuerto, se encontraron con otros seis futbolistas que se unieron al viaje. Han pasado el último mes viéndolos; ha transcurrido apenas una semana desde que jugaron una semifinal de la Eurocopa. Dentro de nueve días, luego de ir de Kobe a Sapporo, el portero Unai Simon, los defensores Eric Garcia y Pau Torres, los mediocampistas Pedri y Dani Olmo, el delantero Mikel Oyarzabal y el resto del equipo Olímpico español comenzarán su trayecto en busca de la medalla de oro.

No existen garantías de éxito; sin embargo, el técnico Luis de la Fuente, quien también es seleccionador sub-21 de España, acepta sin reservas la condición de favorita de su plantilla en el torneo masculino conformado por 16 equipos. España forma parte del grupo en el que también figuran Egipto, Argentina y Australia.

Y eso no sorprende tras echar un vistazo a su plantel. En los Juegos Olímpicos, los equipos de fútbol se limitan a contar con jugadores sub-23 más tres futbolistas mayores. En el caso de España, eso implica la presencia de Oscar Mingueza, Marc Cucurella, Martin Zubimendi, Marco Asensio, Mikel Merio, Carlos Soler, Dani Ceballos, Bryan Gil y Rafa Mir (aparte de los seis que vienen de enfrentarse a Italia). Una versión libre de la selección española que alzó el Campeonato de Europa sub-21 en 2019.

Es un equipo formidable, y que pudo haber sido aún mejor. De la Fuente admitió que esta ha sido la plantilla más difícil de conformar durante su carrera. Más aún: fue la más difícil de completar. Rodrigo Moreno, Ferran Torres y Fabian Ruiz, por ejemplo, eran algunos de los jugadores que esperaba convocar. Sin embargo, a fin de cuentas, Olmo fue el único jugador basado en el extranjero cuyo club (RB Leipzig) accedió a dejarle participar. Algunos clubes españoles tampoco estaban dispuestos a conceder permiso a sus fichas, pero no tenían otra opción.

En el caso de Pedri, símbolo de otra batalla entre club y selección, el Barcelona no está contento. El equipo blaugrana intentó presionar a la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) para que ésta le dejara fuera del seleccionado nacional; sin embargo, el ente no estaba dispuesto a retroceder. Dicho lo anterior, buscarán protegerlo. El mismo jugador que se perdió un minuto (sí, uno) de juego en la Eurocopa y corrió más kilómetros que cualquier otro participante en la competición, se perderá muchos más en los Juegos Olímpicos. Durante la pasada temporada, Pedri disputó una cantidad muy superior a los 80 partidos. Entre el 8 de julio de 2020, cuando visitó la cancha del Real Oviedo, y el 7 de julio de 2021, fecha en la que se enfrentó a Italia en Wembley, el canario suma 70 encuentros jugados. No ha tenido reposo (sólo la pasada semana) dentro de un ciclo interminable.

La mayoría de sus compañeros tampoco ha tenido mucho tiempo de esparcimiento. España quedó eliminada de la Euro sub-21 en semifinales tras caer ante Portugal el pasado 3 de junio. Tres días después, fueron convocados apresuradamente al municipio madrileño de Las Rozas, prestos a reemplazar a la plantilla oficial de la selección española convocada al Campeonato de Europa y que acababa de entrar en confinamiento luego que Sergio Busquets diera positivo por COVID-19 en la víspera de la competición. Caso similar a un equipo de liga dominguera, el staff de la federación pasó la noche llamando frenéticamente por teléfono a diversos futbolistas, tratando de conformar un equipo, Algunos ya se encontraban de vacaciones y debían regresar apresuradamente a Madrid.

La pandilla volvió a reunirse "en tiempo récord", afirmó De la Fuente. En una noche en la cual 16 jugadores hicieron su debut oficial con la selección de España, el equipo sub-21 venció 4-0 a Lituania en el que debía haber sido el último encuentro preparatorio del plantel de mayores, jugado el 8 de junio. Posteriormente, los jugadores pernoctaron en el complejo de la RFEF ubicado en Las Rozas, junto con seis futbolistas del plantel absoluto que también fueron convocados de emergencia. El grupo laboró como un equipo paralelo y de reservas, en caso de que se produjera un brote masivo dentro de la selección convocada a la Eurocopa. Eventualmente, fueron despedidos con gratitud en la mañana previa al debut de España contra Suecia, pasando por una guardia de honor a la salida.

Siete jugadores de dicha plantilla sub-21 forman parte del equipo olímpico. Al igual que Soler, uno de los elegidos para la plantilla "paralela" que acudiría a la Eurocopa en caso de emergencia. Y también se encuentran los seis que sí participaron de la Euro. En total, tenemos 14 jugadores que no han detenido su actividad, o al menos no de la forma que se suponía lo harían. La razón por la cual planificaron volar a Japón cerca del 11 de julio fue precisamente para darles a los futbolistas que acudieron a la Eurocopa la oportunidad de viajar con ellos. Se aplazó el viaje tomando en cuenta una tentativa final en Wembley: el deseo de que los seis jugadores "consiguieran el doblete", no sólo compitiendo en ambas competiciones, sino también ganándolas.

"Realmente no hemos tenido tiempo de pensar en todo lo que sucede", afirmó De la Fuente.

A pesar de todo, se mantiene una idea: éste es un equipo muy, muy fuerte. En teoría, no existe otro plantel que pueda competir con ellos "de tú a tú". Sin embargo, tal como insiste el volante del Osasuna Jon Moncayola: "Somos uno de los equipos favoritos, pero tendremos que ver cómo nos adaptamos a la temperatura y la humedad".

Adicionalmente, jugarán a puerta cerrada tras la decisión (motivada por el escalamiento de la crisis del coronavirus en Japón) de competir sin espectadores en todas las disciplinas deportivas, destruyendo esa particular sensación de comunidad que generan los Juegos Olímpicos: en 2012, la selección de fútbol española pidió que se les diera la oportunidad de permanecer en la Villa, en vez de aislarse en un hotel.

Quizás no sea lo mismo; sin embargo, la oportunidad permanece. "Esto podría ser histórico", expresa De la Fuente. También podría ser la base de algo como, por ejemplo, el Mundial de Qatar de noviembre 2022. El hecho que seis jugadores que formaron parte del plantel que dijo presente en la Eurocopa hayan viajado a los Juegos Olímpicos nos dice algo sobre el nivel que debería ostentar esta selección; también nos dice algo con respecto a la calidad que podría alcanzar el combinado nacional de mayores. El torneo que se celebrará en Japón nos dará otra muestra de una generación emergente que aspira devolver a España al lugar que les correspondía no hace mucho tiempo.

Quizás no sea lo mismo; sin embargo, la oportunidad permanece. "Esto podría ser histórico", expresa De la Fuente. También podría ser la base de algo como, por ejemplo, el Mundial de Qatar de noviembre 2022. El hecho que seis jugadores que formaron parte del plantel que dijo presente en la Eurocopa hayan viajado a los Juegos Olímpicos nos dice algo sobre el nivel que debería ostentar esta selección; también nos dice algo con respecto a la calidad que podría alcanzar el combinado nacional de mayores. El torneo que se celebrará en Japón nos dará otra muestra de una generación emergente que aspira devolver a España al lugar que les correspondía no hace mucho tiempo.