Claudio Bravo fue titular en la victoria de Real Betis frente a Rayo Vallecano y se ubicaron en puestos de Europa

El Real Betis de Manuel Pellegrini y Claudio Bravo, quien sumaba su segundo partido consecutivo bajo los tres palos, derrotó por 3-2 a Rayo Vallecano y se metió de lleno en la discusión por clasificar a la próxima UEFA Champions League.

El guardameta tuvo una ingrata jornada en el Benito Villamarín, ya que no fue mayormente exigido, salvo por los goles y un intento de gol olímpico por parte de Óscar Trejo (38'), que alcanzó a despejar con los puños.

Tras varios intentos que no lograron romper el cerco del equipo de Vallecas, los verdiblancos se pusieron por delante en el marcador con un Álex Moreno (22') que se acomodó para la derecha y dejó sin opciones a Stole Dimitrievski.

Poco después llegaría la polémica, porque en un ataque de los locales, el balón dio en el brazo de Juanmi Jiménez, la visita se quedó reclamando pero el árbitro no dijo nada y frente al arco, el futbolista bético sacó un derechazo para estirar las cifras.

Cerca del final de la primera mitad, Moreno intentó conectar con Bravo, pero Trejo (45+2') se anticipó y marcó el descuento para los madrileños. Ya en el complemento, Álvaro García (64') recibió en el área y con un disparo rasante que se metió entre las piernas del chileno, emparejó las cifras para los forasteros.

Los sevillanos acusaron el golpe, pero en los 72', Ivan Balliu le cometió una falta en el área a Moreno y el colegiado no dudo cobrar penal. William Carvalho se puso frente a la pelota y con un potente remate de recha, anotó el 3-2 definitivo.

Con este resultado, los dirigidos del "Ingeniero" llegaron a los 18 puntos y subieron hasta el cuarto lugar de la tabla de La Liga, en puestos de clasificación directa al máximo certamen europeo. El miércoles, buscarán seguir con los festejos, cuando reciban desde las 15 horas a Valencia.