Hablemos de futbol: La Supercopa de España

ESPN Digital

Este partido se vio claro desde el minuto 35, arriba el Real Madrid 1-0, y los merengues seguían llegando

Una vez me dijeron: “tienes que ser perseverante en tus sueños, solo así llegaras a realizarlos, no es fácil a donde quieres llegar, todo mundo quiere estar ahí, hay y habrá mucha competencia, eso lo sabes muy bien. A la gente no le interesa el ‘conocimiento’ ,solo el ‘humo’ . No importa lo que sepas hacer ni cómo, lo que importa es la ética de cómo lo hagas, no hay gente que sepa lo que se tiene que hacer. En esta época, fábrica de más mentiras que de verdades, no hay ética de juego”. Palabras de Helenio Herrera, ese gran estratega argentino para arrancar el año.

Ahora hablemos de futbol. Del Clásico Barcelona vs Real Madrid en la Supercopa de España celebrada en Riad Saudi, Arabia. Quiero empezar por Karim Benzema. Un centro delantero retrasado del que sabemos su función, nunca está al alcance de los centrales, muy cerca de sus volantes, y ocupa espacios que muy difícilmente una defensiva puede marcar. Los goles y la generación de futbol que hace el francés es impecable.

Está también Vinicius. Todo el mundo sabia que el joven brasileño le iba a ganar las espaldas a Daniel Alves, una, dos, tres y hasta cinco veces lo consiguió, el jugador culé ni el número le alcanzó a ver. Se vio también la lentitud de Sergio Busquets, Benzema le quitó la pelota a las espaldas e hizo un gol, le dio un pase a Vinicius que aprovechó para hacer un golazo, por supuesto, a las espaldas de Alves.

En el Real Madrid destacaron todos, también los tres volantes, Casemiro, Kroos y Luka Mondric, acompañados atrás por Nacho (quién por cierto merece mención aparte, qué jugador, en donde lo ponen cumple), de lateral derecho estuvo Carvajal, en el lateral izquierdo Mendy, como un central Militao, y en la portería Courtois.

Ahora hablemos del Barcelona, y vamos a empezar desde arriba. Ferran, que viene de una fama de quién sabe cuántos millones de euros, no ha tocado la pelota. Después, Luuk de Jong de centro delantero parece un semáforo, está parado, no tiene movilidad, él sabe que necesita centros y llegadas. Dembelé, para variar, lo hacen perseguir a Carvajal, y el francés no sabia si era lateral izquierdo o extremo izquierdo.

Tanto futbol que tiene Sergio Busquets, pero con esa dinámica, difícilmente puede jugar en este nivel, a lo mejor la liga española, pero no a nivel internacional. Luuk de Jong tiene un tremendo futbol de volante izquierdo, pero tiene la misma problemática de Busquets. Por la derecha está Gavi, uno de Los cracks españoles de 17 años que hasta el primer tiempo no había tocado la pelota, bueno, la veía de espaldas.

Este partido se vio claro desde el minuto 35, arriba el Real Madrid 1-0, y los merengues seguían llegando, todos sus ataques tuvieron tremenda claridad.

Barcelona tuvo iniciativa, posesión de la pelota y una nueva dinámica para la parte complementaria, pero el Real Madrid se paró donde sus jugadores le permiten, y cada que recuperaban la pelota, mandaban un latigazo con peligro.

Los culés hicieron cambios con Ansu Fati, Dembelé, Nicolás González y Abde. Tuvieron empuje, sí, pero nunca claridad ni creatividad. Al final, el contragolpe del Madrid finiquitó ese PARTIDAZO.

La ciencia, que es el conocimiento, la experiencia y el sentido común; hacen de la estrategia y la táctica la diferencia. Nunca una computadora, podrá con la creatividad y la belleza del futbol.

Esto, es Desde la Cancha, para ESPN.