Barcelona, en camino a perder a sus tres fichajes más caros de su historia

play
¿Dembélé debe irse o renovar con Barcelona? (3:24)

Luego de las declaraciones recientes de Xavi Hernández, los especialistas de ESPN FC analizan las probabilidades en el futuro del futbolista francés. (3:24)

Ousmane Dembélé vive sus últimos días como jugador del Barcelona y ante su salida se sumará a la lista de los tres jugadores más caros del club que han salido en los últimos meses

En el Barcelona han puesto una fecha de salida para que Ousmane Dembélé busque otro equipo ya que la relación con el club catalán está rota, así lo señaló Mateu Alemany, directivo del club. Ante tal motivo, si se confirma la partida del francés, con ello, el club blaugrana se habría desprendido de sus tres fichajes más caros de su historia en seis meses.

Dembélé llegó al Barça por más de 140 millones de dólares que el equipo español le pagó al Borussia Dortmund, de la Bundesliga en el 2017, pero las lesiones le han impedido dar su mejor versión al futbolista galo, quien sorprendió en sus primeros años como jugador.

El brasileño Coutinho se convirtió en el segundo fichaje más caro de la historia del club catalán cuando desembolsaron más de 135 millones de dólares al Liverpool con sus servicios, pero los blaugranas se tuvieron que desprender de él porque sus actuaciones no fueron exitosas. Actualmente milita en el Aston Villa, de la Premier League.

Antoine Griezmann llenó de ilusión a la afición del Barcelona cuando llegó a la institución en el 2019, por más de 120 millones de dólares, cuando cerraron la negociación con el Atlético de Madrid, pero después de dos años en la entidad catalana partió de regreso al cuadro colchonero.

Sin mucha fortuna en la cancha, el Barcelona se desprendería de los tres elementos por los que más ha pagado en el mercado de transferencias, sin encontrar la fórmula para conseguir la Champions League, torneo que no ganan desde el 2015.

El primer equipo azulgrana viajó este mismo jueves a Bilbao para jugar los octavos de final de la Copa del Rey con la principal ausencia de Dembélé, que se quedó en Barcelona debido a los problemas que está teniendo el club para cerrar su renovación.

La intención de la entidad es renovar al francés, que finaliza contrato en junio de este mismo año, pero su firma todavía no se ha producido, por lo que desde el pasado 1 de enero es libre de cerrar un acuerdo con cualquier otro equipo.