Entre derrotas y glorias: qué ha cambiado en el Barcelona desde su sorpresiva derrota ante el Bilbao en la Supercopa

Un año después de perder el título, el Barcelona se encuentra con el Athletic de Bilbao con la cara cambiada

El Barcelona tiene un duelo importante este jueves por la Copa del Rey. Por los octavos de final de la competición, el equipo de Xavi visita al Athletic de Bilbao en San Mamés.

Hace poco más de un año, estos dos equipos se enfrentaron en la Final de la Supercopa de España. El equipo de Messi, Griezmann y compañía se adelantó en dos ocasiones, con goles del francés.

El equipo vasco fue un guerrero, buscó el empate en ambas ocasiones y consiguió dar la vuelta en la prórroga con Iñaki Williams para llevarse la copa. Desde entonces, muchas cosas han cambiado en el lado blaugrana.

Esa misma temporada, tras meses de incertidumbre, el club vería retornar a la presidencia a Joan Laporta con un discurso de esperanza para los siguientes años. En Copa del Rey, un reencuentro ante el Bilbao acabaría con goleada por 4-1 en la final y la copa para el conjunto catalán.

Los meses siguientes demostraron que el Barça tendría muchas dificultades por delante. En el verano, Lionel Messi no renovó su contrato porque el club no pudo ajustar su salario a las reglas del Fair Play Financiero de LaLiga.

En el campo, los malos resultados hicieron que Ronald Koeman fuera despedido y Xavi Hernández, leyenda como jugador, se hiciera cargo del equipo. Sin embargo, poco ha cambiado.

En la Champions League, el equipo fue eliminado en la fase de grupos por primera vez en más de 20 años, ubicándose tercero en su grupo, detrás de Bayern Múnich y Benfica.

En LaLiga, al equipo todavía le cuesta encontrar consistencia. Incapaces de acumular buenas rachas ganadoras, los blaugranas ocupan la sexta posición a 17 puntos del Real Madrid, líder de la clasificación.

El mayor rival fue incluso el verdugo del equipo. La semana pasada, los Merengues ganaron el clásico por 3-2 en la Supercopa y clasificaron a la final del torneo. Ahora, queda por ver si los dirigidos por Xavi lograrán superar al Athletic, una misión que no luce sencilla.