El Barcelona llega diezmado a la Supercopa ante un Real Madrid en racha

play
¿Qué tan disparejo luce el Clásico en la semifinal de Supercopa española? (1:30)

Richard Méndez se une al análisis de Futbol Center para hablar de cómo llegan Barcelona y Real Madrid a este encuentro. (1:30)

BARCELONA -- El Barcelona sumó a última hora a Pedri y a Ferran Torres, que se incorporaron tardíamente a la expedición de la Supercopa de España tras dar negativo en el test Covid-19, y también contará con Ansu Fati.

Ya recuperó a Memphis Depay y mantiene la incertidumbre con Ronald Araújo y Frenkie de Jong. Pero sabe Xavi, y el entorno azulgrana, que la misión en Riad es monumental. Se enfrenta a un Real Madrid que ha ganado 13 de sus últimos 15 partidos oficiales (una derrota y un empate) y al que no ha vencido en los últimos cinco Clásicos, encadenando cuatro derrotas consecutivas.

El equipo de Ancelotti, que apenas dejó en Madrid a Gareth Bale y Mariano, viajó a Arabia con el convencimiento de recuperar el trofeo que conquistó la pasada temporada el Athletic de Bilbao y que ya ganó en Yeda en enero de 2020.

Persigue su 12º título de Supercopa sabiéndose favorito y existe la sensación de estar en disposición de asestar un nuevo golpe al gran rival, que no sabe lo que es ganarle desde marzo de 2019.

Desde la óptica azulgrana las dudas se multiplican atendiendo al estado de los futbolistas referidos. Pedri no juega desde el 29 de septiembre, cuando se lesionó en Lisboa, y desde entonces ha sufrido dos recaídas en su recuperación; Ansu se lesionó en Vigo el 6 de noviembre y Ferran Torres disputó su último partido, con España, el 10 de octubre. Si bien el canterano lleva entrenando con el grupo desde el 28 de diciembre su falta de ritmo en competición es evidente... Tal como se puede dudar del estado físico de sus dos compañeros después de una semana confinados tras su primer positivo.

Se suman a ellos los casos de Araújo y Frenkie de Jong, lastimados en Linares el miércoles de la última semana y que, de entrada, fueron descartados para el torneo. De hecho se entendió que el central uruguayo, operado el viernes de una fractura en la mano, estaría no menos de cuatro semanas de baja y a pesar de su milagroso regreso a los entrenamientos Xavi advirtió improbable su presencia.

La lesión posterior de Eric García podría, quien sabe, forzar esta vuelta arriesgada de Araújo aunque fuera con una férula en la mano y con el mediocampista neerlandés el estado de la elongación en el sóleo de la pierna izquierda no se sabrá hasta mañana mismo.

Adivinar el XI que pueda presentar Xavi en el Estadio Rey Fad es poco menos que una quimera mientras enfrente apenas se sospechan dudas en Ancelotti. Confiando en tener a punto a Dani Carvajal, con Lucas Vázquez en la recámara, el Madrid presentará un once tan reconocible como fiable, donde el centro del campo se mantiene indiscutible con Casemiro, Toni Kroos y Luka Modric y el ataque presenta a una pareja en estado de gracia.

Entre Karim Benzema (22) y Vinícius Júnior (14) suman 36 goles esta temporada, mientras que el Barcelona al completo ha marcado 35, siendo Memphis Depay (8) su máximo realizador... Y regresando de una lesión que en Granada, en sus primeros minutos después de un mes de ausencia, ofreció una imagen para nada optimista.

Agobiado en defensa, donde da demasiadas concesiones a los rivales, el Barcelona deberá prestar tanta atención a la majestuosidad de Benzema como al revoltoso Vinicius, que se presentarán como una auténtica prueba de fuego para Dani Alves y esa zaga que deberá liderar Gerard Piqué, ocupado el entrenador en conseguir que los partidos no se le hagan tan largos a un equipo cuyo sufrimiento en los minutos finales ha alcanzado la categoría de tormento.

Puede ser cierto el dicho que reza que un Clásico es un partido de pronóstico incierto... Pero a la vista de la realidad y presente de sus dos protagonistas, este de Arabia Saudí se presenta con un favorito, merengue, indiscutible.