Euro 2020: Francia-Alemania protagonizan duelo estelar en la fase de grupos

play
El análisis de las figuras de la Francia campeón del Mundo (1:14)

En FÚTBOL 90 analizaron los nombres que forman al equipo de Deschamps que irá en busca del bicampeonato. (1:14)

Francia-Alemania es uno de los enfrentamientos más esperados de la fase de grupos de la Eurocopa 2020, y bien podría convertirse en uno de los encuentros decisivos del torneo. Muchas cosas dependen de este choque del Grupo F, considerando que Portugal también forma parte del grupo, y una derrota en el partido de este martes podría representar un desastre potencial; complicando para la selección derrotada las posibilidades de clasificar a fases de eliminación y caer en una llave favorable.

Los periodistas de ESPN Gab Marcotti y Julien Laurens llegan para prepararlos con miras a este encuentro.

Julien Laurens: Ah, los alemanes, ¡nuestros acérrimos rivales!

La historia del fútbol francés moderno está llena de capítulos en los que interviene la selección de Alemania, desde su encuentro en el Mundial de España 1982, por supuesto (solo vean este video); hasta la Eurocopa 2016, cuando Francia se impuso 2-0 en su choque de semifinales. Esta rivalidad también se manifiesta a nivel de clubes; desde la final de Copa de Europa de 1976, disputada en Hampden Park y los tristemente célebres postes cuadrados, hasta la final de Champions League 2020 entre Paris Saint-Germain y Bayern Munich, jugada a puerta cerrada en Lisboa.

Este martes se escribirá una nueva página. Sin embargo, esta vez habrá una diferencia importante: los franceses son favoritos. De hecho, no sólo somos favoritos; somos los grandes favoritos, favoritos por margen inmenso. ¡Somos colosales! Usualmente, Alemania es favorita: son conocidos por su implacabilidad, eficiencia y capacidad de siempre conseguir una forma de ganar cuando importa de verdad. Esta vez no será el caso.

En esta ocasión, Francia cuenta con esa fortaleza interna, tal como lo demostraron en Rusia en la Copa del Mundo 2018. Francia tiene la mejor plantilla, mejor XI titular, mejor director técnico, impulso, seguridad, actitud.

¿Qué tiene Alemania a cambio, aparte de un seleccionador con un pie afuera, el mejor volante defensivo del mundo (Joshua Kimmich) que termina jugando como lateral derecho y una defensiva poco fiable?

Gab Marcotti: Cierto… Primero que todo, no te halagues tanto. Alemania es el mayor rival de todos: holandeses, italianos, ingleses… es inevitable. Alemania marca la pauta en toda Europa y particularmente en la Eurocopa. Hay un motivo por el cual Alemania la ha alzado en más ocasiones que nadie. También hay una razón por la cual Alemania ha clasificado a semifinales en las tres últimas ediciones de la Eurocopa.

Por ello, con toda sinceridad, no me preocupa el hecho de que Francia sea favorita. Los galos también fueron favoritos en 2016 en su choque contra Portugal en el Stade de France, ¿cierto? ¿Cómo terminó eso? De hecho, ¿no eran Les Bleus grandes favoritos cuando Francia se enfrentó a Alemania en cuartos de final del Mundial 2014 en Río de Janeiro, luego que Die Mannschaft estuvo a poco de caer eliminada a manos del combinado de Argelia? Sabemos como terminó eso. Y sí, Mats Hummels, que marcó ese día, está de vuelta. Vaya suerte.

No voy a negar que Francia tiene mejor plantel y mejor XI, pero este es un deporte colectivo. ¿Quieres pasar por esto? Pues vamos.

Empecemos con el DT. No negaré que Jogi Low ha vivido momentos complicados en fechas recientes como entrenador, y que su estilo táctico es una especie de gusto adquirido. Estoy seguro de que el seleccionador francés Didier Deschamps es mucho más divertido que Low en una noche de juerga, pero Low ha ganado antes y sabe que ésta será su última oportunidad. Lo podemos decir de forma más clara, más simple: aquí ya no necesita sentar las bases del futuro de la selección de Alemania; sólo necesita tener una buena actuación en 7 partidos.

Low mantendrá las cosas simples. Seguirá el libreto utilizado por los equipos alemanes a nivel de clubes para cosechar éxitos: atacar y presionar. Los jugadores entienden la situación y se encargarán del resto.

¿Qué hará Deschamps? ¿Premiar a sus favoritos con puestos en el XI titular, jugar con cuatro centrales a la zaga y simplemente, tener a Paul Pogba haciendo envíos largos para que Kylian Mbappe, Antoine Griezmann y Karim Benzema los persigan? Qué sofisticado. Moderno de verdad. Podrás tener la seguridad y la actitud; sin embargo, cuentas con un técnico de filosofía táctica fundamentalmente conservadora y orientada a la defensiva.

Y eso funcionó en 2018, porque la Argentina de Jorge Sampaoli se encontraba inmersa en una misión autodestructiva y porque Bélgica pasaba por un mal momento a la hora de rematar. No te pongas demasiado presumido…

Laurens: ¡Creo que en 2018 viste el Mundial de otro deporte! Francia destruyó a la albiceleste, no sólo debido a Sampaoli; sino porque, sobre todo, Mbappé estuvo intratable ese día. ¿Qué “mal momento” tuvo Bélgica a la hora de definir? Acumularon demasiado tiempo con la pelota y no pudieron hacer nada con ella. ¡Siguen tan molestos al recordarlo que me sigo riendo de ello!

En todo caso, Francia se convirtió en un equipo “de la vieja escuela” al mando de Deschamps. Ganas porque eres pragmático y Deschamps es un ganador por esencia. Cuartos de final en 2014, final en 2016, campeón de la Copa del Mundo en 2018: nadie lo ha hecho mejor, y ciertamente no lo ha hecho “El Oso Jogi”, técnico que evidentemente ha perdido la magia y no puede ver el día de su retiro.

En los últimos años, Low ha tenido más vidas que un gato. ¿Cómo sobrevivió al fiasco de Rusia 2018? ¿Cómo pudo seguir en el puesto tras la humillante derrota 6-0 propinada por España, o el revés aún más vergonzoso ante Macedonia del Norte? Entonces, discúlpennos por no tenerle miedo, y tampoco le tenemos miedo a Hummels, quien fue uno de los mejores centrales del mundo en 2014, pero… ¡actualmente ni siquiera es el mejor del plantel del Borussia Dortmund!

Alemania puede atacar y presionar todo lo que quiera. Con el regreso de Benzema encabezando el ataque, luego de cinco años y medio de ausencia de Les Blues, éste es un plantel mucho más fuerte. Juegan con un estilo distinto al desplegado en 2018, con mayor posesión y elegancia. El tridente ofensivo conformado por Benzema, Mbappé y Griezmann es, indudablemente, el mejor de esta competición. El propio Mbappé es un jugador más distinto y maduro al que era hace tres años.

N’Golo Kante es el mejor volante del mundo en la actualidad y es capaz de dominar a cualquier equipo, y cualquier partido, por sí solo. Aún no ha perdido un partido jugando al lado de Pogba (21 victorias y 6 empates en 27 apariciones juntos). Francia lo tiene todo, incluyendo la arrogancia a la que te refieres. Pero. ¿a quién le importa?

Por cierto, Alemania alzó la Copa del Mundo en 2014 con tres centrales conformando su línea defensiva de cuatro (Boateng, Hummels, Benedikt Höwedes), así que terminamos de mejorar el concepto en 2018. Y Francia nunca ha jugado al pelotazo, por lo que no serán titulares este martes…

Marcotti: ¿El oso Jogi? Cuanta clase, Juls. Apuesto a que él nunca había escuchado eso.

Mira, no voy a argumentar que Alemania tiene mejores jugadores o que Francia no es la favorita, pero quizás querrás bajarle un poco a la arrogancia.

Alemania cuenta con mejor portero (Manuel Neuer sobre Hugo Lloris). Tienen un mediocampo más talentoso. Cierto, a mí también me encanta Kanté; no obstante, a la hora de analizar las cosas que se supone debe hacer un volante cuando tiene el balón, preferiré a Ilkay Gundogan o a Toni Kroos… los pases importan.

Sé que te sientes súper emocionado por el regreso de Benzema; sin embargo, Alemania también cuenta con una figura de vuelta: Thomas Muller, y él también ha logrado una o dos cosas. Y Alemania cuenta con opciones y hombres aptos para imponerse en el “uno contra uno” por las bandas, como lo son Leroy Sane y Serge Gnabry. Eso es algo que, sinceramente, Francia no tiene.

Confieso que no tengo idea de qué versión de Low veremos, y si su presencia mejorará o empeorará las cosas; pero si sé que Deschamps no logrará que Francia sea superior a la suma de sus partes. Razón por la cual estoy contento de inclinarme por Alemania.

Laurens: Y por supuesto que estoy contento de inclinarme por Francia. Éste será un fantástico partido de fútbol, con dos selecciones repletas de jugadores de clase mundial. Probablemente, Les Bleus sean favoritos, pero sabemos que eso no siempre asegura que ganarás el partido.

La historia del fútbol está lista para presenciar otro capítulo épico entre Francia y Alemania, como ha sido el caso en años anteriores. Es Deschamps contra Low, Raphael Varane contra Hummels, Benzema vs. Muller, Mbappé vs. Kai Havertz, Kanté vs. Kroos: la lista de batallas individuales es inmensa. Sin embargo, ganará quien cuente con mayor fortaleza en lo colectivo. Y sigo creyendo que Francia la tendrá.