Estrellas de la Eurocopa 2020: ocho jugadores que podrían protagonizar un gran traspaso este verano

Los grandes torneos internacionales suelen ver surgir a algunos jugadores que podrían protagonizar un gran traspaso gracias a sus actuaciones. Pero realizar un fichaje de verano con base en unos pocos partidos buenos puede ser peligroso, como le sucedió al Manchester United al firmar a la estrella checa, Karel Poborsky, después de la Eurocopa 1996 o el fichaje del centrocampista colombiano, James Rodríguez, por el Real Madrid por 75 millones de euros después de la Copa del Mundo de 2014.

En la Eurocopa 2020 se vio mucho talento, pero ¿qué jugadores podrían ser considerados un fichaje seguro para los clubes este verano?

Mikkel Damsgaard (Sampdoria-Dinamarca)

Para aquellos que no han seguido la Serie A muy de cerca, Damsgaard podría ser relativamente desconocido. Pero el centrocampista técnicamente dotado ha despertado el interés de muchos de los mejores clubes europeos después de una excelente temporada en Italia. Bueno con el balón, rápido y ágil, habilidoso con ambos pies y capaz de marcar desde lejos, como se demostró con ese espectacular tiro libre para Dinamarca en la semifinal contra Inglaterra, Damsgaard a menudo hace que las cosas sucedan en el último tercio con regates incisivos o un pase creativo.

Aunque Claudio Ranieri lo utilizó principalmente por la izquierda en la Sampdoria, Damsgaard, de 21 años, juega en Dinamarca con mentalidad ofensiva en el mediocampo central. El presidente de la Sampdoria, Massimo Ferrero, ha reiterado que Damsgaard no dejará el club este verano, aunque eso podría cambiar si las ofertas rondan los 30 millones de euros.

Alexander Isak (Real Sociedad-Suecia)

A pesar de no anotar en el torneo, el delantero centro mostró un juego maduro y polifacético que ha sido menos evidente a nivel de clubes para la Real Sociedad. Principalmente un cazador furtivo de goles (ha marcado 33 goles en 89 partidos en las últimas dos temporadas) al que le gusta jugar en el hombro de los defensores en LaLiga, pero con Suecia salió del área chica, regateó bien en el contraataque y mostró un control efectivo de juego.

Tras abrirse paso cuando tenía 16 años en el AIK, donde luego se ganó un traspaso a Dortmund en 2017, Isak ha estado durante mucho tiempo en el radar de los mejores clubes europeos. Aunque luchó por imponerse en la Bundesliga, su nueva habilidad para imponerse en los grandes juegos seguramente llamará la atención nuevamente. Isak, de 21 años, firmó un nuevo contrato de cinco años con la Sociedad justo después de la eliminación de Suecia de la EURO mientras que, según los informes, también aumentó su cláusula de rescisión de 70 a 90 millones de euros.

Patrik Schick (Bayer Leverkusen-República Checa)

Durante años, los cazatalentos han estado esperando que este delantero centro inmensamente talentoso pase al siguiente nivel. Después de lo que mostró al abrirse paso cuando era adolescente en la Sampdoria en 2016, Schick tuvo un inicio poco convincente de ocho goles en 58 partidos luego de una transferencia de 14 millones de euros a la Roma. Volvió a encarrilarse en la Bundesliga bajo préstamo al RB Leipzig que finalmente le valió un traspaso de 26,5 millones de euros al Bayer Leverkusen en septiembre de 2020.

En la Euro 2020, Schick demostró por qué está tan bien calificado. Contra Escocia abrió su cuenta para la República Checa con un brillante cabezazo (mientras estaba marcado por dos oponentes), antes de marcar una anotación candidata al Mejor Gol de Torneo con un disparo desde el centro del campo. Consiguió otro contra Croacia y en las rondas eliminatorias su gol oportunista ayudó a eliminar a Holanda. Dinamarca demostró ser demasiado bueno en los cuartos de final, pero aún así, anotó y empató a Cristiano Ronaldo con cinco goles.

Es prácticamente un delantero centro completo y podría competir por el título de máximo goleador de la Bundesliga si mantiene su nivel la próxima temporada. ¿Quién apostaría contra Schick para que eventualmente se convierta en el remplazo de Robert Lewandowski en el Bayern de Múnich?

Joakim Maehle (Atalanta-Dinamarca)

Una de las revelaciones del torneo. El lateral danés ha demostrado por qué el Atalanta pagó 12 millones de euros para ficharlo procedente del Genk en enero y por qué varios otros clubes importantes de Italia, Francia y Alemania lamentan claramente no haberse esforzado más por hacerse de sus servicios.

Maehle creció en la liga belga después de tres temporadas y media de exhibiciones en constante mejora. Si bien anteriormente atraía la mayoría de elogios por su sólido juego, fueron sus dos buenos goles, el transporte progresivo de la pelota, las habilidades en el uno contra uno y la capacidad de lanzar un centro encantador, todo desde una posición inusual de lateral izquierdo. Se enfrenta a una dura competencia en Atalanta por los dos puestos de lateral, con Hans Hateboer y Robin Gosens impresionando, pero a pesar del interés de varios equipos superiores, los italianos aceptarían alrededor de 50 millones de euros para considerar dejarlo.

Dani Olmo (RB Leipzig, España)

En un equipo de España que se basa más en la brillantez individual que en el trabajo colectivo a diferencia de plantillas anteriores, Olmo, de 23 años, fue la amenaza más persistente del país este verano. No solo proporcionó dos excelentes centros en la épica victoria en la prórroga contra Croacia, sino que fue clave como un "falso 9" antes de la entrada de Álvaro Morata en su derrota en la tanda de penales contra Italia en la semifinal. Con su cambio de ritmo, carrera directa, dentro y fuera del balón, y una ansiedad casi excesiva por disparar desde dentro y alrededor del área penal, fue difícil detener a Olmo.

Como juvenil del Barcelona, su habilidad con el balón nunca estuvo en duda. Mostró un espíritu admirable para firmar con el Dinamo Zagreb a los 16 años para comenzar su carrera. Ahora, después de un traslado de 30 millones de euros a Leipzig en 2020, está empezando a mostrar lo buen jugador que es. La consistencia y agudeza de sus actuaciones con España, jugando en cualquier lado del ataque o como delantero itinerante, proporciona una prueba más de que está preparado para desafíos aún mayores y, con una cláusula de rescisión de 75 millones de euros en su contrato, es probablemente objeto de un gran seguimiento por parte de los clubes europeos de élite.

Renato Sanches (Lille, Portugal)

Sanches ha pasado los últimos años tratando de redescubrir la forma que le valió un movimiento de 80 millones de euros al Bayern de Múnich procedente del Benfica después de sus actuaciones estelares con Portugal en la Euro 2016 a los 18 años. El ganador del premio Golden Boy hace cinco años, ha luchado para alcanzar esas alturas nuevamente, e incluso fue cedido a Swansea en 2017-18, pero ahora ha encontrado una nueva vida en Lille.

Al desempeñar un papel clave en el sorprendente título de Ligue 1 del Lille esta temporada, Sanches se ha convertido en un mediocampista central más paciente y mesurado. Ahora, a menudo desplegado en un papel más profundo que en sus primeros días, Sanches impresionó en la Eurocopa 2020 con su visión, compostura con el balón y pases que rompián las líneas. Con solo 23 años, los mejores clubes estarían seguros sabiendo que con su clase, experiencia (sí, experiencia) e inteligencia, Sanches pertenece al escenario más grande del fútbol europeo.

Xaver Schlager (Wolfsburg, Austria)

Schlager, de 23 años, fue uno de los mejores jugadores de una brillante Austria que fue eliminada por Italia en los octavos de final. Lleno de confianza después de una temporada impresionante con el Wolfsburgo, Schlager defendió, recuperó el balón y lo distribuyó en un manera simple y compuesta.

Si bien la mayor parte de las conversaciones previas al torneo se dirigieron hacia el mediocampista creativo Marcel Sabitzer, la pareja de mediocampistas defensivos de Schlager y Konrad Laimer fue impresionante. Ambos presionaron, molestaron a los oponentes y pusieron las cosas difíciles en las áreas centrales, incluso contra un maravilloso mediocampo italiano. Fueron sus esfuerzos en el mediocampo los que permitieron a los delanteros austríacos realizar sus tareas en lo alto del campo, y el perfil de Schlager ha aumentado considerablemente a medida que los clubes buscan un jugador sólido para construir.

Roman Yaremchuk (Gent, Ucrania)

Después de una temporada de 23 goles en 43 partidos en el fútbol belga, el delantero centro fue uno de los jugadores que más cazatalentos querían ver durante la Eurocopa 2020. Impresionó con un par de goles bien y una actuación respetable. En la misma línea que a nivel de clubes, Yaremchuk, de 25 años, mostró sus ingeniosos movimientos sin la pelota y su fuerza física, así como la capacidad de rematar desde una variedad de posiciones.

Agregue a eso un impresionante disparo con la pierna derecha, un buen juego de resistencia y un ritmo decente, y Yaremchuk podría emerger como un candidato creíble para un club de una de las principales ligas europeas este verano, con el West Ham vinculado.