Sergio Ramos, la gran incógnita del debut que más se hace esperar con el PSG

play
El PSG y su dependencia a las individualidades (3:02)

El equipo de la capital francesa no ha sido capaz de establecer un estilo de juego convincente. (3:02)

A cuatro meses de su fichaje con el Paris Saint-Germain, Sergio Ramos se acerca a un debut tan esperado como dudoso, debido a que no hay mucha garantía de que el defensa se convierta tan rápido en el líder de la defensa que se esperaba en el equipo francés.

No ha ocurrido con Lionel Messi. La apuesta del PSG era clara al contratar a los pesos pesados de LaLiga aprovechando sus problemas contractuales y que llegaron sin dejar un solo euro en las cuentas de sus históricos clubes.

Pero definitivamente algo de riesgo había detrás de toda la parafernalia que utilizó el PSG para anunciar a sus refuerzos de lujo.

Messi ha dejado en evidencia que el maravilloso plantel que formó necesitaba mucho tiempo para acoplar a los recién llegados a su plantel que ya tenía demasiadas estrellas.

Y desde el conflicto entre Keylor Navas y Gianluigi Donnarumma, a la falta de oportunidades para Giorginio Wijnaldum, más la poca adaptabilidad de Messi, el caso de Ramos es el último en un rompecabezas que Mauricio Pochettino tiene que armar y hacer que funcione.

Las lesiones representan el primer obstáculo para el PSG, pero la consecuente falta de minutos sobre la cancha hacen que el plantel que se armó para ganar la Champions tenga la regularidad necesaria, tras un cuarto de la temporada disputado.

Ramos tiene la opción de debutar este sábado, tras integrarse desde la semana pasada a los entrenamientos colectivos del PSG, pero ni así Mauricio Pochettino quiso asegurarlo.

"Está entrenando bien, en la última semana ha completado tres entrenamientos con el grupo, la progresión es buena. Veremos sin la decisión de integrarlo en el grupo es para mañana o para los partidos siguientes", señaló el técnico en la rueda de prensa previa al duelo liguero de este sábado contra el Nantes.

Aunque la temporada aún es larga, el PSG se juega buena parte de su futuro en la Champions al enfrentar al Manchester City, y aunque podría ser el escenario perfecto para la presencia de Ramos, al ser su debut podría representar un alto riesgo de exhibir a un jugador con mucho tiempo de inactividad.

Los problemas de Pochettino no se resuelven con el debut o no de Sergio Ramos. El PSG no podrá contar en su partido del sábado con Donnarumma, con síntomas de gastroenteritis; ni con el alemán Julian Draxler, lesionado para las próximas 4 o 5 semanas.

Tampoco cuenta con Rafinha, que ha vuelto a correr pero no está disponible; ni con el francés Alexandre Letellier, ausente diez días por un problema en el cuádriceps.

Así que la alineación estelar del PSG podría seguir esperando a tener en plenitud a todas sus figuras, o arriesgarse a apostar por la gran incógnita de Ramos, quien siempre fue garantía en el Real Madrid.