Liverpool-Manchester City: Prepárate para el partido crucial de esta temporada en la Premier League

Georginio Wijnaldum, del Liverpool, separa a Sadio Mane y a Fernandinho, del Manchester City. Rich Linley - CameraSport via Getty Images

El enfrentamiento entre Liverpool y Manchester City se ha convertido en el partido más importante del fútbol inglés. Los dos clubes se han apartado del lote para disputar los máximos honores y el choque de este domingo en Anfield promete causar fuerte impacto en la carrera por el título en la Premier League. El Liverpool, liderado por Jurgen Klopp y actual campeón de Europa, va a este encuentro con ventaja de seis puntos sobre el City para ubicarse en la cima de la tabla de posiciones, tras haber comenzado la temporada 2019-20 de forma invicta. Solo el Manchester United ha podido restar puntos al Liverpool en lo que va del torneo, con un empate 1-1 en Old Trafford el mes pasado.

El Manchester City, equipo que completó el triplete local, con los títulos de Premier League, FA Cup y Carabao Cup en la pasada campaña, comenzó esta temporada de forma turbulenta, con derrotas sorpresas a manos del Norwich y los Wolves, aunque viajan a Anfield conscientes de que una victoria los llevará alcanzar diferencia de tres puntos contra el Liverpool y potencialmente, dar un golpe psicológico importante a los hombres de Klopp. No obstante, un revés podría implicar un retroceso grave para el Liverpool en sus aspiraciones de conseguir su primer título de primera división desde 1990.

Entonces, ¿en qué aspectos se ganará o perderá este partido? Y, ¿cuáles son los temas clave, no solo para los 90 minutos sobre la cancha, sino para toda la carrera por el título?

So where will the game be won and lost? And what are the key issues, not only for the 90 minutes, but the title race as a whole?

PASA A: ¿Quién necesita más de los puntos? | El factor Anfield | ¿Cómo podría Man City detener al Liverpool? | ¿Dónde es vulnerable el City? | La batalla clave | El hombre del minuto 95 | ¿Quién ganará?

La carrera hasta ahora

El Liverpool logró despegarse con 10 victorias en 11 partidos, anotando 25 goles y concediendo nueve. Por su parte, el City ha logrado 8 triunfos, dos empates y par de derrotas en 11 encuentros; no obstante, su poderío ofensivo les ha sumado 34 goles, con 10 tolerados del otro lado de la cancha. En medio de ese ciclo, el City registró su mayor victoria en primera división, imponiéndose 8-0 al Watford en el Etihad Stadium.

Las lesiones han impactado al City más hondo que al Liverpool, que ganó todos sus partidos a pesar de la ausencia de su primer arquero Alisson Becker durante su periodo de dos meses inactivo por una lesión en la pantorrilla. Por contraste, en el Eithad Stadium, a la inactividad a largo plazo del central Aymeric Laporte debido a una lesión en el ligamento de una rodilla se le ha agregado la ausencia del zaguero John Stones, quien también se ha perdido una parte sustancial del torneo. Ya está de vuelta, lo cual representa una buena noticia para las opciones defensivas de Pep Guardiola; no obstante, el primer portero del City Ederson, se encuentra bajo serias dudas para este partido después de sufrir una lesión en el muslo, lo cual le hizo abandonar la cancha en el descanso del empate 1-1 de su equipo con el Atalanta esta semana en Champions League, dejando así bajo los palos a su suplente Claudio Bravo (ojalá Kyle Walker no tenga que asumir el puesto).

No obstante, la gran historia de esta carrera por el título ha sido la habilidad del Liverpool para anotar goles cruciales en las etapas finales de los partidos. Sin goles tardíos contra Leicester y Aston Villa y un tanto que salvó una unidad contra el Manchester United, autoría de Adam Lallana, la situación sería distinta. De hecho, si algo han demostrado los Reds esta temporada es que han aprendido a ganar incluso cuando tienen el marcador en contra, a pesar de no jugar a plenitud de condiciones. Pero lo que más impresiona es el temple mostrado en fechas recientes por este equipo: 10 de sus 31 puntos logrados en la presente temporada han sido obtenidos luego de remontar la pizarra, incluyendo 7 en sus últimos tres compromisos (contra Manchester United, Spurs y Aston Villa). Es imposible descartar a los hombres de Klopp hasta que suena el pitazo final.

¿Quién necesita más de los puntos?

La respuesta obvia es que ambos equipos necesitan del triunfo, por razones diferentes, pero la realidad es que el City, simplemente, no puede perder. La idea de quedar a nueve puntos de desventaja del Liverpool se vería como un golpe decisivo en sus intentos de ganar un tercer título consecutivo.

Ciertamente que hay equipos en la Premier League que han sido capaces de superar ventajas mayores a las nueve unidades, pero el Liverpool se muestra tan formidable en la presente temporada que se requeriría de un colapso sensacional por su parte a fin de conceder una ventaja tan importante. Es algo exagerado decir que este partido podría decidir el título, pero ciertamente se trata del choque más importante de la primera mitad de la temporada. El City no se puede dar el lujo de perder, pero una victoria para cerrar la brecha hasta llegar a tres puntos podría acabar con el aura de invencibilidad con que cuenta el Liverpool y dar pie a una acelerada carrera por el título.

El factor Anfield

No hay otro equipo capaz de aprovechar la ventaja de jugar en casa como el Liverpool. Sólo hay que preguntar al Barcelona por el poder de Anfield tras haber sufrido una destrucción 4-0 en el partido de vuelta de semifinales de la pasada edición de la Champions League. El Liverpool ha disfrutado de una racha de 45 partidos de Premier League sin conocer la derrota en Anfield, la cual se inició después de una derrota 2-1 contra el Crystal Palace en abril de 2017. El City quedó cerca de poner fin a esa seguidilla hace 13 meses, aunque Riyad Mahrez falló un penal en los últimos tramos del encuentro que terminó en empate 0-0 en el pasado torneo; no obstante, Anfield es, sin duda alguna, un elemento fundamental dentro del arsenal del Liverpool en esta carrera por el título. Su hinchada local motiva al equipo como pocas pueden hacerlo y Klopp y sus jugadores han sabido aprovechar su relación con los aficionados para así hacer de Anfield un ambiente único dentro de la Premier League.

Para recalcar la dificultad de ganar en Liverpool, debemos mencionar que el City cuenta con un récord miserable en Anfield. No han conocido el triunfo desde mayo de 2003 y han sido superados en 15 de 22 visitas a este estadio en el marco de la Premier League. Además, perdieron en cuartos de final de la Champions League en Liverpool en 2018.

¿Cómo podría Man City detener al Liverpool?

A pesar de parecer tan formidables, existen debilidades dentro del Liverpool. El problema para el Manchester City radica en que muy pocos rivales han sabido aprovecharlas.

El City cuenta con los jugadores para lograrlo y Pep Guardiola se habrá dado cuenta de cómo el Manchester City logró anular a los zagueros del Liverpool Andy Robertson y Trent Alexander-Arnold durante el empate del mes pasado en Old Trafford. El técnico del United Ole Gunnar Solksjaer puso por las bandas a Marcus Rashford y Daniel James para que desplegaran su ritno de juego y obligar a Alexander-Arnold y Robertson a ejercer una mayor labor defensiva que de costumbre y la táctica funcionó porque evitó que esta dupla lograra subir la cancha y aportar esos cruces que se han convertido en parte fundamental del plan de ataque del Liverpool.

Si el City puede hacer lo mismo y mantener a ambos laterales a la zaga, habrá logrado mucho, cortando las líneas de comunicación hacia los delanteros del Liverpool. La larga ausencia de Leroy Sané luego de sufrir una lesión en una de sus rodillas representa un golpe sustancial para el City, ya que este compromiso habría sido perfecto para los talentos del extremo alemán, pero Raheem Sterling y Mahrez pueden cumplir con dicha labor.

¿Dónde es vulnerable el City?

Guardiolan estaba desesperado por conseguir un nuevo central este verano después de la partida de su excapitán Vincent Kompany, quien pasó al Anderlecht; no obstante, con un City restringido a buscar defensores británicos ya que cumplió con su cupo de jugadores extranjeros dentro del plantel, el club fue incapaz de conseguir al hombre apropiado. Ese fracaso ha hecho que el City pierda calidad y profundidad en la defensa central, después que Laporte cayera lesionado.

Un Nicolás Otamendi poco convincente ha sido el único central apto del City en algunas ocasiones esta temporada, mientras que Guardiola se ha visto obligado a poner en la cancha a los centrocampistas Fernandinho y Rodri al lado del argentino y como resultado, el equipo se ha mostrado vulnerable. Rivales de la talla del Norwich han logrado atacar con éxito la falta de estatura e incertidumbre del City a la zaga en la presente temporada. El Liverpool hará lo mismo.

El regreso de Stones será de ayuda, aunque Guardiola no le ha puesto de inmediato sobre la cancha, lo cual es indicio de la preocupación del técnico con respecto a los niveles de concentración del zaguero inglés. No obstante, incluso si Otamendi y Stones están juntos en el once titular del domingo, ésta será un área débil que será objetivo de los intentos del Liverpool.

La batalla clave

Ambos equipos cuentan con amplio talento atacante; a pesar de ello, es probable que el resultado del domingo dependa en mayor medida de quién gane la batalla del mediocampo entre Fabinho, del Liverpool y Fernandinho, figura del City, en vez de que Sadio Mané, Mohamed Salah o Sergio Agüero anoten un gol espectacular para la causa de su equipo.

Después de un lento comienzo en Anfield tras su llegada en el verano de 2018 proveniente de Mónaco, Fabinho se ha convertido en una pieza clave dentro del equipo de Klopp. Éste controla el ritmo de juego dentro del Liverpool, aporta un escudo para los cuatro zagueros y permite que sus socios en el mediocampo logren subir y apoyar a los atacantes en posiciones avanzadas. Su valor dentro del Liverpool quedó demostrado en el partido de la semana pasada contra el Aston Villa, cuando Klopp lo dejó en la banca para asegurarse de que éste no fuera sancionado con una tarjeta amarilla y así quedar suspendido para el partido contra el City.

Si bien Fabinho es importante para la causa del Liverpool, éste aún no ha aportado la consistencia a largo plazo y dominio de su posición que ha logrado Fernandinho con el Manchester City. El brasileño de 34 años sigue siendo el hilo conductor dentro del equipo de Guardiola, a pesar de la llegada durante el verano de Rodri, proveniente del Atlético de Madrid. Adicionalmente, es el maestro de la falta técnica, lo cual permite romper el juego del rival, evitando que éstos logren desbordar rápidamente.

Si Fernandinho termina ejerciendo funciones defensivas para el City este fin de semana, será un bono importante para el Liverpool, porque el City nunca es el mismo equipo cuando el nativo de Londrina no se encuentra en el mediocampo.

El hombre del minuto 95

Si desean estar pendiente sólo de dos jugadores en este partido, que sean Mané y Salah.

Ningún otro jugador ha causado mayor impacto esta temporada que Mané, delantero del Liverpool. Es, simplemente, el hombre que el City debe detener a toda costa. El atacante senegalés ha anotado seis goles en liga, uno más que Salah, aunque también ha logrado dos penales a su favor, contra Leicester y Tottenham, debido a su persistencia y determinación absolutas. Pueden estar seguros de que Guardiola está preocupado.

El pasado fin de semana, Guardiola acusó a Mané de hacer "piscinazo", después de que el delantero fuera sancionado con una falta en el primer tiempo del partido contra el Aston Villa; Mané respondió a las acusaciones, diciendo que probablemente, este sea vigilado más de cerca por el árbitro del compromiso dominical debido a los "ingeniosos" comentarios de Guardiola.

Salah sigue siendo considerado la estrella más importante de la ofensiva del Liverpool, aunque éste tiende a operar en breves destellos de genialidad, para luego tranquilizarse durante largos periodos del partido antes de volver súbitamente a la vida, lo cual contrasta ampliamente con Mané, quien siempre se mantiene con vida, en constante búsqueda del balón e incursionando hasta alcanzar posiciones peligrosas.

Salah y Mané son una combinación perfecta, aunque Mané es incontenible en ocasiones y el City tendrá que estar pendiente de él desde el pitazo inicial hasta los últimos segundos del alargue.

Klopp vs Guardiola: juegos mentales

Ambos técnicos han quedado en segundo plano mientras que sus respectivos equipos han peleado por los más altos honores en las dos últimas temporadas; no obstante, la acusación hecha por Guardiola de que el Liverpool se ha beneficiado de los "piscinazos" quizás aporte una nueva dimensión en la relación entre ambos clubes. Klopp respondió diciendo, antes del choque de Champions League contra el Genk, que no se encontraba "de ánimos" para hablar del City.

¿Acaso Guardiola ha decidido subir la apuesta al entrar en supuestos "juegos mentales" con Klopp, al hablar de los aparentes elementos negativos del juego del Liverpool?

¿Quién ganará?

Liverpool es el equipo que se encuentra en plena forma y cuenta con todos los elementos a su favor con miras a este partido. Tienen el factor Anfield, están invictos en la presente campaña de liga y el Citu viaja hasta Merseyside sin contar con Laporte y David Silva, quien también cayó lesionado.

No obstante, el City es un equipo lleno de campeones y figuras de la talla de Sterling, Agüero y Kevin De Bruyne serían titulares en cualquier equipo del mundo. El City cuenta con los elementos necesarios para ir a Anfield y llevarse el triunfo; a pesar de ello, la historia no juega a su favor. Ciertamente, necesitan del triunfo, más que el Liverpool y esta será una prueba importante a los argumentos con los que cuenta el club local para optar por el título de la Premier League.

No obstante, con su calidad en el ataque y la fortaleza de su carácter, el Liverpool debería alzarse con la victoria por marcador 2-1.