James Rodríguez volvió a jugar 90 minutos en la derrota de Everton ante Leeds

Entero físicamente, James Rodríguez disputó todo el partido en la caída por 1-0 de Everton ante Leeds, un equipo de Marcelo Bielsa en estado puro. El VAR le arrebató un golazo al colombiano por un fuera de lugar de centímetros. Los Toffees son sextos en la Premier League.

Carlo Ancelotti mantuvo el 3-4-3 con el que volvió a la victoria, pero cambió de posiciones a sus jugadores. Iwobi pasó a la izquierda y eso acercó a James más a esa zona en la libertad que le permite Ancelotti en el campo del rival.

Recuperado físicamente, el colombiano fue influyente. Tuvo ganas para recuperar la pelota y se llevó un par de patadas mientras la protegía en la salida. De frente al arco y por el medio condujo a Everton al área con pases precisos para Richarlison y Dominic Calvert-Lewin.

Cuando acompañó en ataque hubo peligro. El VAR le anuló un gol por fuera de juego de centímetros con el último defensor. Probó de media distancia al portero Illan Meslier, seguro para controlar los zurdazos. Calvert-Lewin fue egoísta mientras lo tuvo cerca, para descargar en la puerta del área, o combinar en sus apariciones por la derecha.

Sin la pelota, Everton pagó caro la fragilidad de esa defensa de tres con la que dio ventaja en cada ataque de Leeds. Un remate de media distancia de Raphinha a 10 minutos del final lo dejó sin puntos en Goodison Park. Un premio justo por la intensidad y eficacia con la posesión, sello de Bielsa.

Apurado por el reloj, buscó el empate con los centros de James a un área llena de rivales, precisos para despejar.

Everton es sexto con 16 puntos. Su próximo partido será el sábado 5 de diciembre. Visitará a Burnley, puesto 17 de la tabla.