Cómo Burnley fue el único equipo que le quitó puntos al campeón Liverpool en Anfield

En la campaña 2019-20, Liverpool consiguió en casa 18 victorias y un empate. El partido que no ganó fue frente al Burnley, a quien enfrentó en Anfield este jueves

Liverpool estuvo cerca de firmar la mejor campaña en la historia de la Premier League al terminar la temporada pasada con 99 puntos, uno menos que el récord del Manchester City. Sin embargo, los Reds podrían haber establecido otra marca: ser el primer equipo en ganar sus 19 partidos en casa.

En la campaña 2019-20, Liverpool consiguió en casa 18 victorias y un empate. El partido que no ganó fue frente al Burnley, a quien enfrentó en Anfield este jueves.

El 11 de julio de 2020, Liverpool tenía 24 victorias consecutivas y eran líderes del campeonato inglés. La racha parecía que continuaría luego de abrir el marcador en el partido por la Jornada 35, pero terminó igualando a un gol contra el Burnley, el miso resultado de la temporada 2017-18.

En la temporada actual, la situación es diferente. El equipo de Jurgen Klopp ganó sus primeros siete compromisos en casa, pero posteriormente empataron con West Bromwich y Manchester United y, sin pensar en un récord, solo quiere volver a ganar en casa. La última vez que los Reds hilaron tres partidos consecutivos sin ganar en el campeonato ocurrió entre noviembre y diciembre de 2017, cuando empataron con Chelsea, Everton y West Bromwich.

Para ser el único equipo en conseguir un punto de los 57 que disputaron los Reds en Anfield en la temporada 2019-20, Burnley lo hizo bien a su manera. El equipo de Sean Dyche acabó ese enfrentamiento con apenas un 29,1% de posesión y con el Liverpool generando más del doble de oportunidades de gol.

Las estadísticas pueden ser un factor a tomar en cuenta para muchos equipos, sin embargo, para el Burnley es solo información. Después de todo, terminaron la Premier League 2019-20 con la segunda peor posesión de balón (41,5%), el peor porcentaje de pases (70%) y la tercera peor marca de oportunidades creadas (387). Por otro lado, tuvo la mayor tasa de aciertos robando el esférico junto al Everton (38,6%), el segundo club que más disparos bloqueó (175) y el quinto club que más centros bloqueó (79).

El equipo contó con la novena mejor defensa (50 goles permitidos) y el decimotercer mejor ataque (43 goles), números que le permitieron terminar en la décima posición con 54 puntos, dos menos que el Arsenal y 20 unidades por encima de la zona de descenso.

En otras palabras, Burnley estuvo lejos de cautivar a los aficionados, pero mostró eficiencia para terminar en la primera mitad de la clasificación y garantizar su quinta temporada consecutiva en la Premier League.

En la actual campaña, Burnley, antes de vencer al Liverpool 1-0, tenía con números discretos en cuanto al dominio del balón: cuarta peor posesión (41,7%) y peor porcentaje de pases (71,7%). Sin embargo, ha tenido dificultades para demostrar su eficacia, ya que estaba en el puesto 16, con 16 puntos, cuatro más que Fulham, que está en zona de descenso. El equipo sigue teniendo el peor ataque de la competición, con nueve goles marcados.

Según FiveThirthyEight, ​​Burnley tiene un 24% de posibilidades de perder la categoría. Además, el equipo tenía un 79% de posibilidades de perder, un 16% de empate y solo un 6% de ganar ante el Liverpool.

Sin embargo, cuando se trata de estadísticas, el Burnley demuestra que no siempre tienen razón.