Los grandes chivos expiatorios de Mourinho: desde Ndombele hasta Shaw y Ramos

play
Guardiola descarta fichar a un delantero en el verano (0:41)

Ante la salida del Kun Agüero y lo rumores de un posible fichaje de Haaland, esto fue lo que dijo el técnico español. (0:41)

El DT de Tottenham, José Mourinho, volvió a demostrar que no tiene ningún problema en apuntar con el dedo a sus jugadores luego de que su equipo dejara escapar una ventaja para terminar con un empate a dos goles con Newcastle este fin de semana.

Los Spurs llegaron al entretiempo 2-1 arriba gracias un rápido doblete de Harry Kane, pero terminaron perdiendo su ventaja en el minuto 85 cuando Joe Willock, en préstamo de Arsenal, rescató un punto para el conjunto de Steve Bruce.

Según Opta, Tottenham ha perdido más ventajas que cualquier otro equipo de la liga después del entretiempo en 2020-21, en seis partidos, y perdió 11 puntos esta campaña por goles cedidos en los últimos 10 minutos.

Después del encuentro, le recordaron a Mourinho que en el pasado sus equipos eran famosos por aferrarse a sus ventajas, y él le comentó a la BBC: "Mismo entrenador, diferentes jugadores".

Por supuesto, ésta no es la primera vez que Mourinho les ha echado la culpa a sus propios jugadores (y/o miembros del cuerpo técnico) frente a un público mundial, así que parece ser un buen momento para repasar algunos de sus grandes hits.

Tanguy Ndombele

Luego de que Tottenham tambaleara para acabar con un empate 1-1 con Burnley en marzo de 2020, el nuevo DT Mourinho decidió meter mano en su gran bolsa de chivos expiatorios y encontró un nuevo nombre para cargarle la culpa.

Esta vez, Tanguy Ndombele, fichado por un récord de €62m, fue quien pagó el pato tras quedar en la mira feroz de Mourinho. El DT de los Spurs criticó abiertamente la falta de compromiso del mediocampista durante su entrevista posterior al partido.

Ndombele fue reemplazado en el entretiempo, y Mourinho cuestionó cuántas chances más tendría el francés para causar una buena impresión luego de su flojo desempeño durante las últimas semanas.

"Es un jugador muy talentoso, y tiene que entender que debe jugar mucho mejor. En muchas ocasiones nuestros mediocampistas estaban escondidos. No puedo seguir dándoles oportunidades para jugar porque el equipo es más importante que los jugadores".

Luke Shaw

Luke Shaw cargó con el peso de la ira de Mourinho durante la mayor parte de su ejercicio en Manchester United, dado que el portugués solía hacer trizas a su lateral izquierdo.

Las cosas llegaron a un punto crítico cuando Mourinho se dedicó a correr a un lado y otro de la línea de banda con Shaw --quien acababa de recuperarse de una lesión-- durante un partido contra Everton en 2017, gritándole instrucciones posicionales básicas a su defensor, para luego llevarse el crédito por su desempeño al final del partido.

"Él (Shaw) estaba frente a mí y yo tomé todas sus decisiones. Tiene que cambiar su mentalidad para el fútbol. Necesitamos sus fantásticas cualidades físicas y técnicas, pero no puede seguir usando mi cerebro".

Marcus Rashford y Anthony Martial

Cuando United sufrió una vergonzosa derrota por 1-0 ante Brighton hacia el final de la temporada 2017-18, Mourinho decidió que la culpa había sido de los dos delanteros que él había seleccionado.

Dado que Romelu Lukaku y Alexis Sánchez no estaban disponibles, Marcus Rashford y Anthony Martial cubrieron las vacantes, aunque hacia el final del encuentro probablemente deseaban no haberlo hecho, dado que no lograron tener un impacto en el partido.

"No fue suficientemente bueno. Los jugadores que reemplazaron a los otros no rindieron a un buen nivel y, cuando hacen eso, es difícil que un equipo juegue bien".

"Quizás ahora no me pregunten por qué A, B y C no juegan tanto. La gente siempre pregunta, '¿por qué siempre Lukaku? Bueno, ahora saben porqué siempre Lukaku".

Henrikh Mkhitaryan

A pesar de su evidente talento, Henrikh Mkhitaryan fue una figura bastante periférica en United bajo la dirección de Mourinho, ya que el técnico solía acusar al jugador de desaparecer durante los partidos.

Luego de dejar al delantero armenio fuera de la plantilla en dos partidos consecutivos a finales de 2017, Mourinho dio su explicación en una conferencia de prensa.

"Mkhi empezó la temporada muy bien y después ha ido desapareciendo poco a poco. Su rendimiento en cuanto a los goles y asistencias, la presión alta, recuperando balones en posiciones adelantadas de la cancha, dirigiendo al equipo como un 10, todo fue disminuyendo poco a poco. Eso fue suficiente (para que no sea titular), porque los otros han trabajado duro para tener una oportunidad".

Sergio Ramos

Incluso el veterano capitán de Real Madrid, Sergio Ramos, no ha sido inmune a la ira de Mourinho durante su complicada estadía en el Bernabéu.

Tras el empate 1-1 ante Manchester United en la ronda de octavos de la Champions League en febrero de 2013, Mourinho directamente señaló a Ramos como el hombre responsable del gol de Danny Welbeck tras permitir que su hombre se deslizara libremente desde una esquina.

"Si lo ven por televisión, pueden ver lo que sucedió. Nos entrenamos, nos organizamos, asignamos una tarea a cada jugador, vemos videos del rival para aprender sus fortalezas en las jugadas a balón parado. Pero cuando pierdes tus batallas individuales, no importa la organización. Ellos marcaron en su primer ataque, y eso cambió el partido".

Eden Hazard y Cesc Fábregas

En uno de los regaños más mordaces de su carrera, Mourinho les dio sin piedad a sus renombrados jugadores de Chelsea tras un pésimo comienzo de la temporada 2015-16.

Después de quedarse con el título de la Premier League apenas meses antes, los Blues estaban desplomados, sumando derrota tras derrota y posicionados en la última parte de la tabla. De hecho, otra derrota "sorpresiva" contra Leicester City vio a Mourinho lanzarse de lleno con una fuerte reprimenda a sus llamadas "súper estrellas".

El portugués arrancó diciendo que había sido "traicionado" por sus jugadores antes de comenzar con una seguidilla de desprecios poco disimulados en su dirección.

"Tienen que mirar a Sunderland y Watford y decir, 'hey, ahora estamos al mismo nivel. No soy la superestrella, no soy el mejor jugador de la temporada, no soy el campeón del mundo. No soy campeón de la Premier League. Ahora mismo, estoy a tu nivel'".

Recogepelotas

No sólo sus jugadores corren peligro de ser atacados por la lengua de Mourinho, con los pobres recogepelotas de Old Trafford enterándose de la peor manera posible que ellos tampoco eran inmunes.

Con la forma en casa de Manchester United tambaleando a principios de 2018, se dice que Mourinho decidió que la culpa por la mala racha del equipo la tenía la velocidad en la que los recogepelotas devolvían las mismas. Mourinho echó a los recogepelotas que eran demasiado lentos para regresar las pelotas a la cancha después de un triunfo por 2-0 ante Hull en las semifinales de la Copa de la Liga enero de 2017. Seleccionó a los jóvenes del equipo Sub-16 de United para un empate 1-1 con Liverpool después de eso.

Esta no era la primera vez que Mourinho se molestaba con los recogepelotas, con el portugués marchando directo a la línea de banda para retar a un joven mientras que su equipo de Chelsea iba detrás de Crystal Palace en Selhurst Park en 2014.

"Le dije (al recogepelotas) que no haga eso, porque se corre el riesgo de que uno de mis jugadores lo golpee o pierda los estribos. Que no haga eso (retrasar el juego deliberadamente) porque puede provocar un incidente. Pero alguien le dijo que lo hiciera".

Su barbero

Mourinho ni siquiera se hizo cargo del cabello extremadamente corto con el que apareció a principios de este año, culpando a su barbero por seguir cortándole el pelo cada vez más corto mientras él se había quedado dormido en la silla del salón.

"El motivo del corte de pelo es que el barbero era malo, e hizo un mal trabajo. Me quedé dormido y cuando desperté, el recorte era tan malo que le dije, 'pásame (la rasuradora)'. Espero que vuelva a crecer".

Le daremos el beneficio de la duda y aceptaremos que quizá – sólo quizá – haya estado bromeando.