Liverpool se enfrenta al United con el objetivo de no perder 18 millones de dólares

Dicen que ganar un clásico contra tu mayor rival no tiene precio, sin embargo, para el Liverpool la derrota puede resultar muy costosa y comprometer casi por completo sus planes para toda la próxima temporada

Once días después de las históricas protestas en las afueras de Old Trafford, los Reds se enfrentan al Manchester United este día en un duelo correspondiente a la Fecha 34 de la Premier League.

El resultado en Manchester es primordial para que el Liverpool siga soñando con clasificarse a la próxima edición de la Champions League. Si regresa a Anfield con la derrota, Jürgen Klopp y compañía podrían provocarle al club una pérdida de 18.1 millones de dólares.

Esa es la cantidad que los clubes recibieron por parte de la UEFA solo por jugar la fase de grupos de la Champions 2020/21. Sin contar los 3,2 millones de dólares por cada victoria o el millón de dólares por empate.

Y los premios solo crecen. Clasificar a los octavos de final del mayor torneo de clubes del mundo significa otros 3.2 millones de dólares en las arcas, mientras que avanzar a cuartos de final significa recibir 12.6 millones de dólares.

Además de estos premios, que incluso deberían actualizarse para la próxima edición, la clasificación a las semifinales significan 14.4 millones de dólares y llegar a la Final garantiza al menos 18.1 millones de dólares. De esta manera, podemos entender por qué el Liverpool no puede darse el lujo de quedar fuera de la Champions League.

Una temporada sin disputar la 'Orejona' tiene un fuerte impacto en las arcas, dificulta realizar contrataciones para construir una plantilla más fuerte e impide una mayor recaudación de dinero en un momento en que Inglaterra está lista para dejar atrás la pandemia de COVID-19.

Los hombres de Klopp ocupan actualmente el sexto lugar de la Premier League con 57 puntos, siete por debajo del Chelsea, que tiene por el momento el último boleto para la próxima Champions League. La ventaja del Liverpool es tener dos partidos pendientes, lo que, en caso de dos victorias, reduciría la diferencia a un punto.

Sin embargo, si Liverpool pierde en Old Trafford provocaría que la clasificación sea prácticamente imposible, ya que los Reds tendrían que recortar una diferencia de siete puntos con solo nueve unidades por disputarse. En estas circunstancias, incluso un empate no es un buen resultado para el cuadro de Anfield.

Klopp y sus jugadores saben que el clásico de más va más allá de la rivalidad y los tres puntos sobre la mesa. Por ello, esperan repetir los mejores momentos de una temporada marcada por la irregularidad, pero que ahora da señales de recuperación. Son seis partidos sin perder, con cuatro victorias y dos empates.

Por su parte, Manchester United, que garantizado su lugar en la próxima Champions League, hará todo lo posible para arruinar los planes de su rival después de la derrota ante el Leicester. Promesa de un gran clásico, que vale mucho dinero para el Liverpool.