Gustavo Poyet: "Si el técnico del Manchester United hubiera sido Mourinho o van Gaal, seguramente lo hubiera echado esta semana"

Poyet fue categórico respecto a la situación del entrenador del Manchester United. Pro Shots

Gustavo Poyet se refirió este martes al momento que atraviesa el Manchester United, que perdió como local el pasado fin de semana por 5 a 0 ante el Liverpool en la Premier League. El entrenador uruguayo, ex jugador de Chelsea y de Tottenham Hotspur, también se refirió al momento que vive su compatriota Edinson Cavani tras el regreso de Cristiano Ronaldo a los Red Devils.

En ‘100% Deporte’ (Radio Sport 890), Poyet señaló que el hecho de que el United pierda 5 a 0 es algo muy fuerte y especial, más siendo en Old Trafford y contra el Liverpool: “A pesar de que hoy se puede tomar como el clásico el partido ante Manchester City, nunca fue el clásico porque el City no compitió con el Manchester hasta hace cinco o seis años. Con Liverpool sí fue con quien el United siempre peleó las ligas".

Y dijo sobre la continuidad del entrenador Ole Gunnar Solskjaer: “Pasa que Ole primero es un tipo sensacional, hice el curso de entrenador con él y es un pibe bárbaro y querible, es tan buena persona como que hasta que te cuesta tomar una decisión de ese estilo”.

“Y también es un ídolo del club por muchas razones, por jugar tantos años y por el gol que le marcó al Bayern Munich en los descuentos para que el Manchester United ganase la Champions League 1998-99. Eso lo está ayudando un poco, si hubiera sido cualquier otro técnico, como Mourinho, Van Gaal o David Moyes, seguramente lo hubieran echado esta semana”, destacó el uruguayo.

Poyet también habló sobre el presente de su compatriota Edinson Cavani, relegado en el ataque del Manchester United tras la llegada de Cristiano Ronaldo.

El entrenador fue contundente y señaló: “De afuera, sin hablar con Cavani ni tener relación con él, yo cambiaría de equipo”.

“Cuando Cavani llegó a Manchester, pegó un impacto tremendo; luego había muchas dudas de si se quería quedar cuando terminó la primera temporada, daba la sensación de afuera que no, pero estaba a tan buen nivel y la gente lo quiere tanto que imagino que le habrán ofrecido algo imposible de rechazar para que se quedara un segundo año”, describió Poyet.

Y comentó: “Evidentemente, en ese momento cuando se confirmó que se quedaría, había cero posibilidad de que viniera Ronaldo, y creo que la llegada no sé cómo se maneja, no sé si le da los tiempos necesarios, pero en ese momento nadie pensó en Cavani, hasta en el tema de la camiseta”.

Poyet contó una experiencia personal vivida en el Chelsea en relación a los números de la camiseta. El uruguayo llegó al equipo de Londres en 1997 desde el Zaragoza, club donde había tenido buenos rendimientos llevando el número 11. El futbolista pidió esa camiseta en el elenco inglés, pero se la negaron porque ya la tenía otro compañero y entonces agarró la número 8 que estaba libre.

Para la temporada siguiente (1998-99), el Chelsea incorporó a Marcel Desailly, quien al arribar a Inglaterra solicitó tener el número 8 porque con ese dígito había conquistado el Mundial con Francia hacía apenas algunas semanas.

Poyet recordó: “Pero yo no se la di, le dije que no tenía chances aunque hubiera ganado la Copa del Mundo. Me imagino que si viene Cristiano Ronaldo las presiones son otras, pero hasta en eso no es lindo ni agradable que vos tengas que dar el número, porque me imagino que antes que llegara Ronaldo muchísima gente se hubiera comprado la camiseta de Cavani con la 7, por más que después le puedan cambiar de nombre, ya no es lo mismo”.