Manchester City no podrá defender su título al caer en penales en la Copa de la Liga ante West Ham

El Manchester City no peleará más el título de campeón de la Copa de la Liga que conquistó el pasado año, tras quedar eliminado este miércoles de la competición ante el West Ham en los octavos de final, en una eliminatoria que se resolvió a favor de los londinenses en la tanda de penaltis, tras concluir con empate (0-0) los noventa minutos reglamentarios.

Ni la mayor posesión del balón, ni el mayor número de disparos entre los tres palos evitó que los del español Pep Guardiola, ganadores de la cuatro últimas ediciones de la Copa de la Liga, se jugasen su continuidad en el torneo desde el punto de penalti.

Una suerte en la que estuvo más acertado el West Ham, que no desaprovechó el fallo de Phil Foden, que envió fuera su lanzamiento, para imponerse por 5-3 y asegurarse un ìesto en los cuartos de final.

Ronda en la que también estará el Liverpool, tras imponerse por 0-2 al Preston, conjunto de la Segunda División inglesa, con los goles del japonés Takumin Minamino y del belga Divock Origi, en la segunda mitad.

Ni el novedoso once que alineó el técnico alemán Jürgen Klopp, que realizó diez cambios con relación al equipo que goleó 0-5 al Manchester United el pasado domingo, impidió la clasificación de un Liverpool, que no gana la Copa de la Liga desde el año 2012.

También estará en los cuartos de final el Tottenham, finalista el pasado año, que se resarció de la derrotas encadas la pasada semana ante el Vitesse (1-0), en la Liga Conferencia, y el West Ham (1-0), en el campeonato inglés, tras doblegar este miércoles al Burnley por 0-1 con un solitario gol del brasileño Lucas Moura a los 68 minutos.

Una clasificación que el Leicester logró en la tanda de penaltis, tras vencer por 4-2 desde los once metros al Brighton, en un choque que finalizó con empate (2-2) tras el tiempo reglamentario.

Por su parte, el Brentford selló su clasificación para los cuartos de final, tras imponerse por 1-2 en su visita al campo del Stoke, equipo de la Segunda División, en un encuentro en el que el español Sergi Canós abrió el marcador para los visitantes a los 22 minutos de juego.