Gran actuación de Yerry Mina en la derrota del Everton frente al Aston Villa

Getty Images

Tras la salida del técnico Rafael Benítez, Yerry Mina estuvo presente en la derrota del Everton 0-1 frente al Aston Villa, en calidad de local en el estadio Goodison Park, en juego correspondiente a la jornada 23 de la Premier League.

El colombiano fue titular por primera vez en el año luego de estar por fuera de las canchas durante un poco más de un mes tras una lesión que sufrió en la parte posterior del muslo derecho. El defensor tuvo un buen comportamiento en un partido que no tuvo muchas jugadas de peligro en el arco defendido por el arquero Jordan Pickford.

El zaguero cafetero se mostró totalmente recuperado de su lesión e intervino en varias jugadas defensivas que alejaron los ataques del equipo de Steven Gerrard. Desde el primer tiempo, Mina se vio muy sólido en la marca y recuperó varias pelotas en defensa.

En el segundo tiempo también estuvo muy atento a los ataques de Aston Villa y no dio ventajas en la zaga de los Toffees. El colombiano terminó como el mejor de la defensa con una calificación de 7.5.

Yerry fue amonestado en el segundo tiempo de manera injusta por una falta que el árbitro de la contienda se inventó al borde del área. El jugador cafetero realizó un cierre perfecto pero el juez insistió en que había utilizado un brazo para detener el ataque rival.

En la faceta ofensiva también aportó su granito de arena cuando Everton se lanzó al ataque para buscar el empate. En este ítem y con las líneas adelantadas, el colombiano se convirtió casi en un mediocampista con la función de realizar pases filtrados por los costados.

De igual manera, intervino en los tiros de esquina y en los cobros de falta directa. En un córner estuvo muy cerca de anotar el empate con un golpe de cabeza que se fue desviado, muy cerca del travesaño.

Con la derrota, Everton sigue en los últimos puestos de la Premier League, ubicado en la casilla 16 con 19 puntos, cerca de la zona del descenso.

En la siguiente jornada, Yerry Mina visita al Newcastle en el estadio St. James' Park en la fecha 24 del campeonato británico.