La Chica del Banquillo: La subida de Cristiano

En el PSG se abren negociaciones de renovación y por qué no, a lo mejor Cristiano Ronaldo termine en París...

Cristiano sube las acciones de la Juve. No solo en el sentido figurativo, sino literal: cuando el portugués fichó por la Juventus, las acciones del conjunto de Torino subieron en un 130%. Algo que no había sucedido en 15 años. Es lo que tiene contratar a una máquina de mercadeo que viste de futbolista: mueve patrocinios, comisiones de traspaso, vende camisetas y genera un impacto inmediato en la marca a la que llega. Sin hablar de que hace lo que sabe, marcar la diferencia en la cancha. Sino que se lo digan a la Vecchia Signora, que sufrió su ausencia por Covid-19 como la que más en las últimas jornadas.

Es cierto, la Juventus y su poderío económico los colocan en otro punto. Ganaban antes de que llegara Cristiano Ronaldo y lo seguirán haciendo una vez se vaya. Pero, si fueras Agnielli, dueño del club... ¿venderías a Cristiano? Ahora mismo, me refiero. ¿Le pondrías precio y aceptarías ofertas por el jugador? Porque ya Leonardo, director deportivo del PSG, se relame los bigotes y ha dicho que "por qué no". Los jeques pueden preparar la chequera.

El día de hoy comenzaron a circular rumores sobre una posible venta. Rumores empujados por el Covid-19 y la situación por la pandemia. CR7 tiene contrato hasta 2022 y al parecer el club necesita hacer caja. Soluciones: Venderle y traer a alguien más joven, y más barato, que haga "el trabajo".

"El trabajo", no el mismo trabajo, que la experiencia, se paga y el talento también. Si me lo preguntas yo no le vendería. Pero la Juve también ha tenido sus menos en momentos en los que debió vender una de sus fichas y no lo hizo, caso de Higuaín, por ejemplo. Y si me apuran, podemos recordar la situación que ha vivido el Real Madrid cuando el portugués se fue. No. Diría que no le vendo. Al menos ahora.

Y repito, la Juve ganaba antes y ganará después. Pero el impacto general de una pieza como Cristiano hace la diferencia. Pensando de manera romántica, en fútbol puro y duro, o tocándonos la billetera. No nosotros, sino los poderosos que lo manejan. En el PSG se abren negociaciones de renovación y por qué no, a lo mejor Cristiano Ronaldo termine en París...