Borja Valero y su fuerte declaración desde la sexta división de Italia: "No volvería a ser futbolista"

El jugador formado en el Real Madrid que pasó por el Inter y brilló en la Fiorentina, actualmente milita en el CS Lebowski

El mediocampista español, Borja Valero, confesó que tras disfrutar de una larga carrera en la elite del balompié europeo no está completamente seguro sobre si volvería a perseguir su sueño de convertirse en futbolista profesional.

En declaraciones realizadas al diario 'La Repubblica', el exjugador del Real Madrid fue cuestionado sobre sus sacrificios para ser futbolista y aunque indicó tener extraordinarios recuerdos, Valero recalcó que probablemente no volvería a esforzarse para ser jugador.

"Estaba loco por el fútbol. Sin embargo, tal vez ahora no volvería a ser futbolista. No sé si merece la pena", expresó Borja.

"Tengo una buena vida gracias al fútbol, pero podría haberla tenido sin serlo. He disfrutado de muchos momentos, como mi debut con el Real Madrid o el de la selección. También disfruté del 4-2 a la Juve con la Fiorentina. Todavía recuerdo los rugidos del estadio con los dos últimos goles. Siempre lo recordaré. Sin embargo, el fútbol es mucho más de lo que ves en la televisión. También hubo malos momentos. Por ejemplo, las críticas que recibimos los jugadores... Darlo todo y que te critiquen no es fácil", añadió.

Borja, actualmente jugador del CS Lebowski de la Sexta División de Italia, describió como "estresante" su proceso para llegar a la Primera División al no poder vivir experiencias que la mayoría de los jóvenes disfrutan, sin embargo, el ibérico de 36 años señaló que su disciplina en las categorías juveniles del Real Maddrid le permitió alcanzar logros importantes.

"Mi evolución como futbolista fue estresante. Pierdes relación con muchas amistades, y la competencia interna para ser titular... Con 12 años ya te mueves como si fueras profesional, pero no lo eres. Viví mi adolescencia de aquella manera. En ese tiempo eché de menos otras cosas que te da la juventud, como la amistad o los primeros amores. No obstante, tuve la suerte de llegar a profesional y, cuando debuté con la camiseta del Real Madrid, me di cuenta de que había cerrado un círculo. Fue una emoción única", señaló.

Por último, Borja Valero, quien vistió las camisetas del Villarreal, West Bromwich, Fiorentina, Inter de Milán, entre otros, destacó que los futbolistas se guardan mucho de lo que piensan para no alterar la unidad de la plantilla.

"El 98% de las veces un futbolista dice lo que puede, no lo que piensa. Lo hace para proteger a sus compañeros y a los gerentes. Por el otro lado, además de los partidos, está lo otro. Lo mejor de todo son los viajes: los partidos fuera de casa, las cenas con los veteranos, sus historias... Ahora estoy con los chicos del vestuario del Lebowski, y son genuinos. Sin fama, pero con la misma pasión", aseveró.