Los que llegaron primero, tienen lugar en la mesa

En el caso de “Tata” Martino, me parece un error no valorar el nivel que el jugador tiene en el presente.

Gerardo Martino estará convocando a 32 futbolistas para comenzar a depurar la lista de los mexicanos que estarán en el próxima Copa del Mundo Qatar 2022.

México tendrá diversos partidos de preparación, incluida una gira por los Estados Unidos, con el fin de ir eliminando las pocas dudas que todavía podría tener en ciertas posiciones. Mayormente, con la cantidad de volantes ofensivos con los que ha trabajado a lo largo de su experiencia al frente de la Selección Mexicana.

Fiel a su costumbre, Gerardo Martino echará mano de los jugadores que han estado desde un principio en su aventura con el conjunto mexicano. Contrario a lo que muchos piensan, incluido un servidor, que en un Mundial deberían participar los que mejor nivel atraviesan, el “Tata” dará prioridad a los que le han acompañado desde un principio. A los que ya conoce, a los que le han apoyado en momentos buenos y malos.

Con esta medida, hombres como Vigón, Rocha, Reyes, y hasta el joven Kevin Álvarez de Pachuca, simplemente no tiene posibilidad alguna a pesar de vivir un muy buen momento futbolístico con sus respectivos clubes.

Sigo pensando que el fútbol es de momentos. Y si un jugador anda bien en la actualidad, por encima de otro u otros que han estado desde hace tiempo en selección, debería el técnico darle la oportunidad a quien ha trabajado merecidamente para poder aspirar a un sueño del tamaño de un Mundial.

Cada entrenador tiene su forma de trabajar, su estilo, sus ideas su sello. Pero en el caso de “Tata” Martino, me parece un error no valorar el nivel que el jugador tiene en el presente simplemente por no haber estado en el proceso desde el principio.

El caso de Javier “Chicharito” Hernández es diferente, todos sabemos las razones extra cancha que han alejado al máximo goleador histórico del TRI de vestir la camiseta verde, pero es otro caso más de las firmes ideas, o bien de la metodología de trabajo del entrenador argentino, quien a la hora de dar cuenta post mundial seguramente recibirá este cuestionamiento.