Eduardo Salvio, ya con acuerdo con Pumas, viajó con Boca Juniors para disputar Copa Libertadores

El delantero ya tiene un acuerdo con Pumas, pero su contrato con Boca expirá el 1 de Julio del 2022 y todavía puede tener actividad con el equipo argentino

A tres días de vencer su contrato con Boca Juniors y teniendo ya un acuerdo con los Pumas para unirse al club universitario por los próximos dos años, el atacante argentino Eduardo Salvio viajó con su todavía equipo a Brasil para encarar este martes el duelo de ida de los octavos de final de la Copa Libertadores.

Distintos reportes periodísticos en Argentina señalan que “Toto” no fue tomado en cuenta por el entrenador Sebastian Battaglia en los entrenamientos tácticos de cara a este compromiso, sin embargo, estará incluido en el banco de suplentes y podría tener minutos en lo que sería su último partido con los Xeneizes.

Salvio viajó con normalidad, pese a tener los días contados en Boca, estará habilitado para jugar y a partir del primero de julio se convertirá en jugador de los Pumas, dadas las regulaciones de FIFA, el futbolista está en posibilidad de negociar con cualquier club durante los últimos seis meses de contrato.

Una vez quedé desvinculado de Boca Juniors, Salvio viajará a México para presentar exámenes médicos y firmar su contrato con Pumas.

Tras el partido de este martes en Libertadores, al jugador le quedarían aún dos días de vínculo con Boca.

Hay que recordar que a 'Toto' Salvio le restan solo unos días de contrato con Boca Jrs. y hasta el momento no ha renovado su vínculo con el club, pese a que la directiva ha tenido contacto con el agente del jugador. Precisamente el jueves expira el compromiso y los Xeneizes no quieren por ningún motivo que el atacante se vaya libre, sino amarrarlo de un momento a otro.

El alto mando pretendía que Eduardo Salvio firme por un año y medio más, además le extenderían una opción para prolongar el contrato por un año más, si es que la actual dirigencia gana las elecciones, que alargarían su estancia en la institución. Se dice que serían dos años y medio de contrato con una propuesta económica muy generosa "por escrito"; sin embargo, Andrés Lillini fue el factor decisivo para que le diera el sí a Pumas y convertirse en próximas horas en el quinto refuerzo del equipo.