El problema de Santiago Baños

play
'Cabecita' Rodríguez portará el número 11 con las Águilas (4:07)

El delantero uruguayo fue visto portando el jersey con dicho número, mismo que utilizaron figuras como 'Chucho' Benítez en 2013. (4:07)

América tiene que ser campeón o el club tendrá que tomar una decisión pronto porque ningún dueño resiste tanta presión de sus aficionados

Traer de vuelta a Jonathan Rodríguez y a Néstor Araujo no está nada mal para el América, al final del día el primero siempre fue garantía de gol en México y el segundo es un seleccionado nacional, pero hay algo en este mercado de verano que no convence a los aficionados de las Águilas y eso tiene que ver con los cuatro años sin título.

Sencillamente es demasiado tiempo sobre la espalda de un solo hombre, la de Santiago Baños, quien se ha tenido que tragar toda la presión de las redes sociales al ser la cara más visible en un periodo de desfile de técnicos, en el que cada uno se ha llevado su responsabilidad junto a su liquidación, para dejar al director deportivo como carne de cañón.

Su problema es que América ya no es el club más rico del futbol mexicano y, a falta de títulos, la afición espera bombas que los hagan sentir que la sequía se va a terminar pronto, pero la realidad es que en Monterrey hay dos instituciones que les han tomado la delantera y les dejaron la tarea de hacer más con menos.

Santiago Baños es el principal culpable de que el América no sea campeón desde el 2018 y él mismo lo sabrá como cabeza de la operación, sin embargo ésta vez fue de los que movió mejor sus cartas para redondear un plantel que ya era de los más competitivos de la liga y los resultados deberían ser evidentes.

Lo que me llama la atención es de lo poco que se ha hablado de la incorporación de Néstor Araujo, quien puede no ser el central más ágil del país, pero es un indiscutido del 'Tata' Martino para la Copa del Mundo y muy probablemente el América tendrá a tres de los titulares que México presentará contra Polonia en su primer tercio de la cancha, sumando a Memo Ochoa y a Jorge Sánchez.

Así que a Coapa han llegado refuerzos de calidad y si el proyecto no funciona, no será porque no supieron contratar este año, sino por lo que no pudieron dejar ir o por la decisión de darle la confianza al 'Tano' Ortiz, lo cual sólo se verá con el tiempo.

Ese es el problema de Santiago Baños, la vara es alta y él mismo contribuyó a ponerla ahí cuando fue asistente de Miguel Herrera en esa etapa tan exitosa, ahora no tiene más que ser campeón o el club tendrá que tomar una decisión pronto porque ningún dueño resiste tanta presión de sus aficionados.

Santiago Baños sabe cuál es la exigencia y su conciencia podrá estar en paz por lo que acaba de llegar al club, más allá de que es víctima de los refuerzos que llegaron antes bajo su propio mandato y que se han quedado muy lejos de aquellos años de gloria que ahora se disfrutan en Guadalajara y Monterrey.