La competencia interna vuelve a fortalecer al León

LEÓN -- La competencia interna vuelve a ser importante para el Club León. El equipo esmeralda recuperó el nivel grupal e individual de sus jugadores para generar un plantel más completo. Durante el último año la escuadra de Pizzi sufrió porque además de que algunos jugadores titulares no estaban en su mejor nivel, en la banca no había revulsivos que le cambiaran al equipo. Había muy pocas opciones. Actualmente el equipo no cuenta con jugadores como Mauro Boselli y Nacho González, elementos bandera en grupo y los que han suplido han aportado con calidad.

La competencia interna vuelve a fortalecer al cuadro verdiblanco en casi todas sus líneas y posiciones. “Eso (competencia interna) es lo que no se veía en el grupo desde hace dos años más o menos donde siempre eran casi los mismos jugadores, ahora hay muchas variantes y eso ayuda a la competencia y a que el equipo se vea mejor”, dijo Luis ‘Chapo’ Montes, quien viene con el equipo desde finales de 2011 y quien ahora lleva el gafete de capitán por la ausencia (por lesión) de Mauro Boselli.

“Es linda (la competencia), para el técnico es lindo tener un plantel con muchas variantes, juegue quien juegue va a rendir… en este plantel la competencia sana hace conseguir cosas importantes. Todos estamos metidos con el mismo objetivo, después el técnico es el que decide”, comentó Maxi Moralez, el fichaje estelar de los verdiblancos para esta campaña.

Casi en todas las posiciones, Pizzi tiene elementos que podrían ayudarle a solucionar los encuentros, excepto en la lateral izquierda donde Efraín ‘Chispa’ Velarde es el único jugador en la posición, pero los juveniles que han improvisado ahí en lo que va de este torneo han respondido de buena forma. La decisión ahora la tiene el entrenador.

“No sé si es difícil (elegir), pero para mí es más agradable tener variantes y saber que los jugadores que uno elige generalmente pueden rendir muy bien, me gusta más que no tener opciones o extrañar a un jugador que no esté en su nivel por cualquier razón, expulsión, lesión… por lo menos lo que hemos visto en este mes es que tenemos cubierto varios puestos con buenas alternativas y las vamos a ir cubriendo de acuerdo a lo que vayamos necesitando”, expresó el entrenador del equipo, Juan Antonio Pizzi, quien además confesó que le es complicado rotar al plantel cuando muchos de ellos merecen ser titulares.

“A mí siempre me cuesta trabajo tomar decisiones que afectan unas veces a unos y a otros pero es mi trabajo y lo hago con mucha honestidad, agradezco a los futbolistas que cuando los incluyo se brindan como tienen que rendir. Nuestro equipo es fuerte por la cantidad de jugadores que podemos disponer con un nivel bastante alto y vamos a seguir con esta línea”, agregó.

El once base del estratega verdiblanco en las primeras tres jornadas lo forman William Yarbrough, Efraín Velarde, Fernando Navarro, Guillermo Burdisso, Diego Novaretti, José Juan ‘Gallo’ Vázquez, Luis Montes, Juan Cuevas, Darío Burbano, Elías Hernández y Germán Cano. Pero en la banca hay jugadores que ya demostraron que pueden ser parte del equipo titular como Maxi Moralez, Nacho González, Aldo Rocha, Christian Martínez, Jonny Magallón; además falta el regreso de Jorge ‘Chatón’ Enríquez y Mauro Boselli que están lesionados, incluso esperan que demuestren más Jonathan González y Miguel Ibarra. Además de la competencia interna, el equipo esmeralda también tuvo otros cambios que ayudaron para tener un inicio con tres victorias consecutivas.

“Hemos evolucionado, hay conceptos tácticos que ya los tenemos asimilados y el hecho de que algunos jugadores en el semestre pasado hayan venido con cierta inactividad y vayan usado el semestre pasado para readaptarse a la competencia nos ha beneficiado, las contrataciones se han adaptado rápidamente y venían con un ritmo de juego muy competitivo”, concluyó Pizzi.