'Ley Alanís' llegó para marcar al futbol mexicano

Imago 7

MÉXICO -- El caso de Oswaldo Alanís es para México como la Ley Bosman en Europa, analizó Álvaro Ortiz, presidente ejecutivo de la Asociación Mexicana de Futbolistas, quien cree que con lo vivido por el jugador de Chivas se marcó un precedente en el balompié mexicano para los acuerdos entre clubes y jugadores.

“En el tema Alanís hay un antes y un después. De hecho creo que su caso se va a quedar como el caso Bosman que fue el que rompió todo el tema de los pactos y las transferencias y de todo en Europa. No es lo mismo, pero para nosotros es el ‘caso Alanís’. En México habrá un antes y después, siempre se va a tocar”, explicó el dirigente en entrevista con ESPN Digital.

El triunfo en el caso, explicado por Ortiz, radicó en el hecho de que Chivas entendió que si se mantenía con la misma postura, Alanís pudo rescindir su contrato e irse del club al verse afectado en un tema de contrato.

“La Asociación no actuó jurídicamente porque no se necesitó porque el jugador llegó a un arreglo con su club. Jorge Vergara terminó pidiendo disculpas, se sentó con el jugador y llegaron a un arreglo al que pudieron llegar desde un principio. Respetó su derecho y fue por una presión tan grande y me imagino que sus asesores jurídicos le dijeron que podía rescindir ahorita y se iba. Eso fue lo que pasó”, recordó.

“A Oswaldo no le dejaron de pagar, tenía contrato vigente y estaba bien, perfecto, pero el tema deportivo lo estaba afectando. Como tienes esas dos partes (laboral y deportivo), si afectas una u otra, estás afectando el contrato y él no tenía en el contrato que pudieran bajarlo a Segunda División porque de hecho no daba ni la edad. Ellos solos (Chivas) fueron los que salieron a decir que lo dejan porque no aceptó lo que le ofrecían y lo dejan y están en su derecho, solo que hay una responsabilidad”, añadió al respecto.

Un punto importante, analizado por el presidente ejecutivo de la Asociación es que se trabajó en conjunto y hubo elementos cruciales en este tema como Christian Giménez y Carlos Salcido, además de los seleccionados mexicanos que militan en Europa.

“Oswaldo es muy buen chico, y todos pusimos de nuestra parte: Chaco (Giménez) habló con (Matías) Almeyda; Salcido estaba en medio porque habló con la directiva y con el jugador. Todos pensaban que Salcido no hacía nada y estaba como loco. Nosotros estábamos desde acá. Hubo una fusión en la que todos pusimos de nuestra parte, pero no se actuó jurídicamente porque no se necesitaba ya que el jugador no lo pidió. Lo de Alanís fue eso y a nosotros como Asociación nos dimos cuenta de que estamos unidos, de que queremos cambiar esto”, valoró el directivo.

PACTO DE CABALLEROS ES ILEGAL

El propio Ortiz insistió en lo importante que es erradicar el pacto de caballeros que funciona en México por el simple hecho de que no se respeta a los jugadores como debe ser.

“El tema es que lo hacen como inventario como si fuera un mueble y te vas por la parte deportiva es completamente ilegal porque no podemos hablar de si es bueno o malo, solo que es ilegal, que va en contra de la legislación, va en contra de la ley federal del trabajo, va en contra de los derechos humanos y de los estatutos de FIFA por lo que a final del día no hay mucho por debatir. Si te vas por la parte deportiva, no se puede debatir, es un tema de que con pacto o sin pacto, el futbol mexicano es el que mejor paga. No veo que haya jugadores extranjeros que digan que no vienen porque hay pacto de caballeros”, analizó.

A diferencia de Jorge Vergara, quien en entrevista con Futbol Picante afirmó que gracias al Pacto de Caballeros en México se paga mejor que en todas las Ligas del continente americano, Ortiz expuso que el problema no es con los futbolistas que ganan como estrellas, sino con todos aquellos que están debajo de ese rango.

“A lo mejor tiene razón, el jugador que gana tres o un millón de dólares no tendría por qué quejarse porque al final del día no les va a afectar, pero ¿qué pasa con los que ganan el mínimo? Hay muchos jugadores que ganan el mínimo en Segunda o Tercera y hasta en Ascenso. ¿Entonces ellos no se pueden quejar? Es un tema más de fondo que de forma. A las grandes figuras no les va a afectar y es un problema del futbol mexicano, porque a ellos siempre les va a ir muy bien, pero el problema son los de en medio y los de abajo y por ellos peleamos”, aseveró.

El tema ya está planteado con la Federación Mexicana de Futbol y en la Asociación se espera que dentro de poco los dueños de los clubes de Primera División igualmente analicen el caso y se erradique.

“Ya tenemos un avance de algo con la Liga y la Federación y se está tocando ese punto. Me parece que eso ya lo están tocando arriba con los dueños. Hay muchas cosas que se tienen que abrir, que se tiene que llegar a algo y que se tiene que erradicar. El pacto no se puede negociar, se tiene que erradicar”, expuso.