Santos intenta imitar el programa de fuerzas básicas del Ajax

Un gran orgullo representa para el Santos Laguna el título obtenido por su filial Sub 13 en la Liga Bancomer, pues simplemente es el resultado del buen trabajo que han venido realizando en sus fuerzas inferiores.

Luego del triunfo sobre su similar del Pachuca en el Estadio Azteca, José Riestra, vicepresidente de los laguneros, se ufanó de que los verdiblancos han hecho una gran inversión en su cantera, donde expresó, tienen muy claro su cometido.

“Nos preocupamos no sólo por el jugador en la cancha, sino por todo lo que lleva alrededor. Para jóvenes y niños es difícil, a veces, estar lejos de la familia y hay que ir cuidando todos los aspectos, tanto el deportivo, como el académico y personal, para después tener frutos”.

A propósito de la regla 20/11 en la liga doméstica, sostuvo que ninguna institución trabaja por obligación con sus jóvenes.

“Es un tema de convicción, es un tema de que los equipos han creído en esto, han aportado igual que la liga durante muchos años y al final es crear un buen proceso de formación que ayude no nada más a la Liga, sino también a la Selección Nacional”.

Descartó que Santos se sienta mejor que otros equipos en la formación de jóvenes promesas, ya que, “Pachuca también lo hace muy bien, lleva haciéndolo muchos años; también Chivas, Atlas, Pumas, América, Cruz Azul, que en estos tiempos lo está volviendo a hacer. Tijuana también está haciendo un buen trabajo y en el norte del país también Tigres y Monterrey lo hacen bien”.

Asimismo, expresó que hay una retroalimentación entre los clubes del futbol nacional, pues, “intercambiamos muchas ideas, los clubes estamos abiertos a compartir con otros clubes”.

Sobre qué porcentaje de su presupuesto anual invierten en la formación de nuevos futbolistas, respondió que, “te diría que muchísimo; si hablamos de manera individual, somos el club que más invierte por cada jugador, porque hemos decidido en ese modelo tener pocos jugadores para invertir mucho. Y se dedica mucho tiempo, esfuerzo, dinero, horas; la gente que trabaja en fuerzas básicas pasa ocho o diez horas trabajando para que los jóvenes puedan alcanzar sus sueños”.

UNA ASIGNATURA PENDIENTE

Por otro lado, se dijo preocupado por la preparación de los entrenadores e instructores, que son los principales responsables del surgimiento de jóvenes promesas en el balompié azteca.

“Los entrenadores es el siguiente paso en el futbol mexicano, yo creo que es donde más lejos nos hemos quedado. Hemos invertido mucho en jugadores, en desarrollo, en infraestructura; ahora hay que invertir mucho en los entrenadores, en que se capaciten. Al final son ellos los que logran que esto suceda y en el Club Santos hemos hecho una gran inversión en la capacitación”.

Por otro lado, afirmó que su director de fuerzas básicas, Eduardo Fentanes, se encuentra en Holanda, donde fue a visitar al Ajax, flamante semifinalista de la Champions League.

“Fue para intercambiar ideas, viendo cómo mejorar. Estará diez días allá, con la gente del Ajax, preparándose y trayendo lo mejor para poder seguir creciendo. estuvo en el entrenamiento del primer equipo y con el director de fuerzas básicas”.

Acerca de las buenas relaciones que con el paso del tiempo han alimentado con clubes europeos, estableció que “tenemos una gran relación con todos; Carlos Arturo Cruz, técnico Sub 17, viene regresando de un curso en Barcelona, donde estuvo cuatro meses. Héctor González (gerente de fuerzas básicas) también lo hizo. Yo estuve hace 15 días. El futbol se ha convertido en una industria y hay muchos foros a nivel internacional para intercambiar ideas y procurar siempre estar presente”.

YA SON UNA REALIDAD

José Riestra se mostró satisfecho al sostener que prácticamente toda la plantilla del primer equipo son producto de su cantera.

“Nuestro capitán (Javier Abella) inició su proceso en una Sub 15; en ese momento no había Sub 13. También Ulises Rivas, que vivió fases en los Mundiales; Arteaga, Angulo, Uriel Antuna, que se fue a Europa”.

“Hay mucha gente que viene sumándose al proyecto y esto es maravilloso, pues desde los 11 o 13 años empiezan a competir de manera nacional y aprenden a vivir una noche de concentración, a tener una buena alimentación, un buen descanso. Hoy, a los chicos (Sub 13) los dejaron agarrar sus celulares, ya querían avisar a sus papás del campeonato”.