Gignac 'se mató' para ser la figura en la final de ida

play
Así se vibró con el gol de Gignac en ESPN Deportes Radio (2:02)

Revive la narración de Omar Orlando Salazar con el tanto histórico del francés en el juego de ida de la final del Clausura 2019 del fútbol mexicano. (2:02)

André-Pierre Gignac terminó “muerto” físicamente después de empatar la marca de 104 goles que ostentaba Tomás Boy como máximo goleador en la historia de Tigres, pero en la cancha, se mostró más vivo que el resto.

El francés regresó al gol en el momento más importante. Su nombre reluce en lo más alto de la historia del cuadro regiomontano y su gol 104 provocó que su historia fuera todavía más grande.

Desde los primeros minutos de juego el delantero se movió por todos lados, buscó el gol de manera insistente y la oportunidad se presentó con un rebote dentro del área que no podía fallar.

Con 33 años de edad el galo sigue demostrando que tiene hambre. Es el líder de sus compañeros dentro dentro del campo y también el de la afición, a la cual es capaz de hacer callar con solo un par de movimientos de manos y convertir los abucheos en porras a favor de un compañero.

Su gol al minuto 21 se dio del lado de la cabecera donde se ubican los Libros y Locos, porra con la cual ha tenido un romance especial desde su llegada a México. En cuanto anotó fue a celebrar el gol que lo coloca en la cima de la tabla de goleo y no se detuvo hasta estar a solo unos metros de su ‘incomparable’ afición.

Gignac pudo llegar a las 105 dianas, incluso al 106. Sin embargo, no estuvo fino cuando intentó anotar a través de jugadas individuales frente al marco de Rodolfo Cota, el cual quedará en uno de los capítulos más importantes en la historia del futbol regio.

El ‘10’ no se cansó de correr, ni gritar. Reclamó a los seguidores los abucheos hacia Jurgen Damm y esto ocasionó que las gradas cantaran en favor del extremo mexicano.

La garra de Gignac lo llevó a salirse del área y convertirse en un extremo por el costado derecho, desde el cual controló, puso en problemas a William Tesillo y fue capaz de sacar dos centros al área para un Enner Valencia que remató mal y no logró poner el gol que matara el ánimo de la Fiera.

Al final, salió del Universitario con el único tanto de la noche y con su tradicional gorra en la cabeza, pero con un semblante que demostraba el esfuerzo físico realizado en su búsqueda por lograr su cuarta Liga MX en México.

ACAPARÓ LAS PORTADAS POR SU ANOTACIÓN

El gol 104 de André-Pierre Gignac con la playera de los Tigres se convirtió en la portada de los principales periódicos de Monterrey, pues dicha anotación también significó la ventaja de los felinos en la final de ida que disputaron la noche del jueves en contra del León.

El diario ‘ABC’ señalo que “León podrá ser el rey de la selva, pero eso no le bastó para meterse a la guarida del tigre y salir vivo”. Además de destacar al francés, “jugador que vino a cambiar la historia del equipo de la UANL, ahora lo que sigue para él es incrementar la cuota goleadora y extender su legado con los felinos”.

Por su parte, ‘Once diario’ destacó al centro delantero y posibilidad del conjunto universitario por convertirse en campeón y bordar su séptima estrella en el escudo. Fueron contundentes al titular que “el rey de esta selva habla francés”.

“Tigres necesitó de tres ingredientes para comenzar la fórmula del campeonato: el hambre del galo por anotar el gol que lo empareja a Tomás Boy -máximos anotadores en la historia del Club Tigres-, la experiencia de sus jugadores y la peor actuación del León en la Liguilla del Clausura. El León que supo ser líder de la competencia y meter miedo, este jueves fue manzo, errático y frío”.

La Afición’ mencionó que “Gignac hace soñar con la séptima. El héroe del partido fue el de siempre, el señor Liguilla, el goleador e ídolo del club.

Ambas escuadras se enfrentarán el próximo domingo en el Estadio León y André-Pierre podría convertirse en dicho juego en el máximo goleador en la historia del cuadro auriazul al llegar a las 105 dianas.