Chalá quiere quitarse la etiqueta de problemático en Toluca

ESPN

Con la premisa de que no es un jugador problemático y viene a aportarle "cosas positivas" al Toluca, pisó suelo azteca el ecuatoriano Aníbal Chalá.

Con aspecto serio, señaló que llega "a un equipo grande" y a "una Liga muy fuerte".

El defensa de 23 años se mostró contento por haberse comprometido con los Diablos Rojos, a donde llega comprado y con un contrato por tres años.

"Mi meta es venir acá, ganarme un puesto, hacer las cosas bien y ganarme un lugar en la Selección Ecuatoriana", expresó.

Asimismo, dijo que todavía no ha platicado con el técnico Ricardo La Volpe, pero que sabe por referencias que "es un técnico positivo, al que le gusta trabajar y hacer las cosas bien", por lo que no tiene ninguna duda de que se adaptará sin mayores contratiempos a su estilo de juego y de trabajo.

Al referirse a la afición escarlata, afirmó que quiere que le tengan confianza. "Yo vengo acá a trabajar, a dar lo mejor de mí y a hacer cosas de forma positiva".

Sobre que se le tilda de jugador problemático, pues tenía contrato con FC Dallas hasta 2020, pero últimamente venía desempeñándose con la Liga de Quito, que no se decidió a ejercer la opción de compra, para que Toluca entrara al quite por sus servicios, fue breve en su explicación.

"Tenía problemas propios, pero se resolvió de la mejor manera y ahora estoy acá nada más pensando en Toluca", aseguró.

Chalá manifestó que "esta es una nueva oportunidad y en estos seis meses que empiece acá, tengo para demostrarlo y lo voy a hacer".

El jugador, quien dijo llegar en óptimas condiciones físicas y futbolísticas, emprendió su viaje por carretera a Toluca, acompañado por una comitiva mexiquense.

Se informó que casi de manera inmediata se someterá a los exámenes médicos de rigor y posteriormente estaría poniendo su firma en el contrato.