Transferencias en el futbol mexicano que pensaste que nunca sucederían

play
Jugadores del América que fueron transferidos directamente a Chivas (0:40)

Oribe Peralta se une a una selecta lista de 10 futbolistas que cambiaron al Nido por el Rebaño. (0:40)

El traspaso de Oribe Peralta del América a las Chivas estremeció el futbol mexicano por la rivalidad que existe entre ambos clubes, considerados lo más importantes de la Liga BBVA. La llegada de Oribe, campeón con las Águilas e ídolo de la afición azulcrema, al Rebaño Sagrado se une a la lista de transferencias que los amantes del balompié azteca nunca pensaron que sucederían.

ESPN Digital te presenta a futbolistas que causaron mucha polémica por cambiar de colores.

RAMÓN RAMÍREZ |

Ramírez se consolidó como uno de los mejores mediocampistas y fue símbolo del Rebaño Sagrado al proclamarse campeón en el Verano 1997 por lo que la afición rojiblanca y el propio jugador se sorprendieron cuando la directiva lo traspasó al América en 1998. En entrevista con el diario Reforma, Ramón señaló que nunca quiso salir de Chivas y se tuvo que marchar en contra de su voluntad.

“Nunca me quise ir al América, traté hasta lo imposible por hablar con Don Salvador Martínez Garza y pedirle una explicación, cosa que nunca recibí, todo fue a través del licenciado Luis Miguel Tinoco y por angas o mangas finalmente me voy al América", expresó.

Ramírez jugó seis meses en América y tras pasar por Tigres, regresó al Rebaño Sagrado.

NICOLÁS CASTILLO |

Después de brillar con los Pumas, equipo donde marcó 26 goles en 45 partidos, Castillo salió de la institución felina en verano de 2018 para incorporarse al Benfica de Portugal. Sin embargo, ningún aficionado de Pumas se imaginaba que 'Nico' no triunfaría con las Águilas Rojas y regresaría al futbol mexicano para jugar con América, acérrimo rival de los universitarios.

Castillo, quien había realizado declaraciones polémicas contra las Águilas cuando era jugador de Pumas, aceptó en entrevista con TDN que pensó en rechazar la oferta azulcrema por el cariño que siente por el conjunto felino.

“En Pumas la gente me quería y yo a ellos y sí pasó por la cabeza (rechazar) por la rivalidad que tienen. Lo pensé y converse mucho, ya después debía tomar una decisión y esa era la mejor para mí; jugar en el América me da ritmo para estar en la Selección y en la Copa América”, indicó.

CARLOS HERMOSILLO |

Hermosillo, uno de los máximos goleadores en la historia del balompié azteca, se consolidó un ídolo azulcrema en los 80's al ganar cuatro títulos de liga y en 1989 dejó Coapa para buscar triunfar en el Viejo Continente pero no le fue bien por lo que después de un año regresó a México pero no con las Águilas sino con Rayados, situación que no provocó demasiada polémica pero en 1991, Carlos estuvo en el "ojo del huracán" al aceptar la oferta de Cruz Azul.

La llegada de Hermosillo a La Máquina causó polémica entre la afición cementera por su pasado azulcrema pero el atacante logró ganarse el cariño de los seguidores y convertirse en un ídolo por sus actuaciones y su papel en el título del Invierno 1997.

En entrevista con Fox Sports en 2016, Hermosillo reconoció sentirse orgulloso por lo que vivió con el América pero aseguró que es "azul de corazón."

ALDO DE NIGRIS |

Aldo debutó en la Primera División con Tigres pero nunca logró consolidarse como un referente en el ataque felino por lo que la afición no se sorprendió cuando el ariete abandonó la institución y probó suerte en el Veracruz y Necaxa. En 2009, De Nigris volvió a llamar la atención de la afición de Tigres al convertirse en nuevo jugador de Rayados, equipo donde si logró consolidarse y se convirtió en un ídolo.

Hace unos meses, Aldo, luego de una imagen suya que se hizo viral al portar la camiseta de Tigres, señaló en sus redes sociales que no tenia problema en apoyar a Rayados o los Felinos.

"Sé que tendré críticas como siempre lo va a haber, los invito a que se den cuenta que el futbolista es profesional, busca lo mejor para el equipo, la institución que está, me tocó portar las dos camisetas y lo traté de hacer de la mejor manera", señaló.

OMAR BRAVO |

Bravo, máximo goleador en la historia de Chivas, es una de las figuras más importantes del Rebaño Sagrado pero a pesar de su exitosa carrera es poco probable que la afición rojiblanca logre olvidar el paso de Bravo con Atlas.

El mochiteco abandonó por primera vez el conjunto tapatío en 2008 para cumplir su sueño de jugar en Europa pero sus planes no resultaron como esperaba y en 2009 regresó a la Liga Bancomer para jugar con Tigres, equipo donde solo estuvo unos meses para después regresar a su casa, Chivas. En 2013 se dio un movimiento inesperado para la afición del Rebaño con Omar siendo traspasado a los Rojinegros, equipo donde se ganó el respeto de los seguidores.

Bravo señaló en entrevista con Univisión que jugar con Atlas "fue la decisión más difícil de toda mi carrera porque yo me formé en el Guadalajara, me hice en Chivas."

ENRIQUE BORJA |

Resulta muy difícil imaginar que un jugador pueda ser ídolo de Pumas y América, pero Enrique Borja lo logró. En la temporada 1969/70, Borja, sin su conocimiento, fue vendido al "odiado" rival y aunque en un principio no está dispuesto a abandonar la escuadra universitaria, al final aceptó su movimiento y sus actuaciones dentro del campo lo convirtieron en un ídolo de la afición azulcrema.

En entrevista con Adrenalina, Enrique recalcó que aunque permanecer en Pumas, Emilio Azcárraga, dueño del América en aquel entonces, le aseguró que brillaría con el uniforme azulcrema.

"Afortunadamente pude aclarar que fue Pumas el que me vendió. Fui a ver al presidente de aquellos años, Gustavo Díaz Ordaz, le platiqué mi caso y me respondió que lamentablemente no podía hacer nada, pero sacó una iniciativa de ley para que a los jugadores nos tocara un porcentaje de la venta. Fui a ver a Emilio Azcárraga, me pasa a su oficina, y me dice que no me preocupe, que me iba a ir muy bien en el América", expresó.

OSWALDO SÁNCHEZ |

Sánchez, producto de las Fuerzas Básicas de los Rojinegros de Atlas, defendió entre 1996 y 1999 la portería de las Águilas del América y su salida de Coapa causó mucha polémica porque fue traspasado a las Chivas de Guadalajara. Con el conjunto tapatío, "San Oswaldo" se coronó campeón y se estableció como un ídolo de la afición rojiblanca.

En 2006, Sánchez señaló sentirse privilegiado por ser uno de los pocos jugadores que podido defender las casacas del América y Chivas.

"Es una de las dichas que te da el futbol y yo estoy dentro de ese grupo de jugadores que han tenido la oportunidad de poder jugar con estos grandes equipos de México. Estoy agradecido con Dios por esas oportunidades que me ha dado; tengo muy buenos amigos en América y saben que dentro de la cancha es todo a muerte", indicó.