Los regresos de ensueño a la Liga MX

Salcido y Márquez son dos de los jugadores que se pudieron coronar en su retorno a México Getty Images

Guillermo Ochoa regresa al futbol mexicano luego de ocho años en Europa, donde defendió las porterías de Ajaccio, Málaga, Granada, Standard de Lieja. El cancerbero vuelve al América, equipo con el que debutó y con el que ha ganado su único campeonato de liga. Ahora buscará unirse a la lista de jugadores que triunfaron al regresar al balompié azteca. Su primer "intento" será el fin de semana cuando las Águilas visiten el 'Volcán' en duelo de la Jornada 6 del Apertura 2019.

Carlos Salcido

Duró cinco años en el futbol de Europa, donde estuvo con el PSV de Holanda y el Fulham de Inglaterra. Volvió en el 2011 por la puerta de Tigres, con el que fue campeón de liga en su primer semestre, además de que en el 2014 se coronó en la Copa. En el 2014 firmó con el Guadalajara, equipo que lo forjó y con el que sumo cinco títulos más a su palmarés: una liga, dos Copas, una Supercopa y una Liga de Campeones de la Concacaf.

Cuauhtémoc Blanco

Una fractura en un partido con la Selección Mexicana acortó su paso con el Real Valladolid, con el que se perdió ocho meses por lesión. En el 2002 retornó al América, con el que tres años más tarde iba a conseguir el único título de Liga que consiguió. Con las Águilas también ganó un Campeón de Campeones y una Copa de Campeones de la Concacaf.

Javier Aquino

Salió de Cruz Azul al futbol de España en el 2013 para jugar con el Villarreal y luego con el Rayo Vallecano. Tras no tener regularidad, regresó en el 2014 y desde ese entonces ha sido titular con Tigres. Aquino ha sido parte de ocho campeonatos con los felinos: cuatro ligas, tres Campeón de Campeones, además de un Campeones Cup.

Rafael Márquez

El canterano del Atlas partió a Francia con Mónaco, pero sus mejores momentos los vivió con el Barcelona. Volvió al Continente Americano en el 2010, pero lo hizo para el New York Red Bulls. Fue hasta tres años después cuando llegó al León, donde se convirtió en una pieza importante del bicampeonato que consiguió la fiera.

Ricardo Osorio

El defensa jugó para el Stuttgart de Alemania entre 2006 y 2010, tiempo en el que ganó una Bundesliga. En el 2011 reforzó a Monterrey con el que en su primer semestre se coronó en liga, pero también fue parte del tricampeonato que Rayados consiguió en la Liga de Campeones de la Concacaf.

Alan Pulido

Salió de manera polémica de Tigres en el 2015 para pasar a Grecia, donde estuvo con el Levadiakos y Olympiakos, con este último sumó un campeonato. Guadalajara compró la mitad de su carta en el 2015, pero fue hasta el 2016 cuando se puso lo rojiblanca, misma que defiende hasta el momento y con la que ha ganado una Liga, una Copa y una Liga de Campeones de la Concacaf.

Francisco Rodríguez

Fue campeón con el Guadalajara y el Rebaño lo exportó a Europa, pero regresó al América, también para coronarse. El defensa central estuvo con el PSV y Stuttgart entre 2008 y 2012. Retornó al futbol mexicano con las Águilas, conjunto con el que ganó el título del Clausura 2013.

Miguel Layún

Se formó en las fuerzas básicas de Veracruz, de ahí salió al Atalanta de Italia, donde tuvo un cortó pasaje ante de militar en el América, equipo en el que poco a poco se hizo de la titularidad hasta llegar a ser parte fundamental de dos campeonatos de liga, mismos que lo impulsaron a regresar a Europa.

Omar Bravo

Estuvo una temporada con el Deportivo La Coruña de España. Ante la falta de oportunidades regresó a México en el 2009 para jugar con Tigres en el primer semestre del año, pues en el segundo lo hizo para el Guadalajara, con el que ya se había coronado en el 2006, pero en su regreso consiguió una Copa MX, una Supercopa y se convirtió en el máximo goleador en la historia de las Chivas.

Carlos Hermosillo

Se fue al Standard de Lieja con cinco campeonatos con el América, pero a pesar de eso regresó al balompié azteca para convertirse en un ídolo de Cruz Azul. El delantero fue parte importante del último campeonato que tiene registrado la Máquina, pues marcó el tanto del título del Invierno 1997.