¿Quiénes fueron los verdaderos responsables de la 'Invasión Tigre' del 2013 en San Luis?

Getty Images

SAN LUIS POTOSÍ -- El 9 de Marzo del 2013 quedó marcado en la memoria del fútbol nacional como el día en que Tigres conquistó las gradas del Alfonso Lastras Ramírez casa del entonces Club San Luis. Los 25,500 asistentes que ese día registró de entrada el 'Coloso de Valle Dorado', representaba uniformadamente una sucursal del Volcán Universitario.

La llamada Invasión Tigre representó para muchos aficionados la traición de los hermanos Chargoy, dueños de la franquicia en aquel tiempo, no sólo al equipo sino a la historia del fútbol potosino, al que habían llegado apenas 6 meses atrás. ¿Pero realmente fueron los polémicos dueños del extinto Jaguares los culpables de que la afición de Tigres humillara de esa forma al suelo potosino?

“Yo viví esa experiencia con el mando de los Chargoy. Ellos sólo vieron el negocio en la plaza. Es muy cierto que no tenían el amor por el equipo. Yo te puedo decir que, en su desesperación por conseguir recuperar el dinero invertido, vieron el negocio en duplicar el valor de las entradas en todas las localidades. Se dio la indicación en conjunto con la boletera, de abrir en venta por línea, sólo la sección X10, que corresponde a la porra. En Monterrey la venta en línea empezó a las 8 de la mañana, cosa que fue decisión del responsable de los boletos en ese momento y de la empresa responsable de la venta de entradas. Pero realmente nosotros cuando comenzamos la venta de los boletos a las 11:00 hrs, la gente de Tigres ya había llegado aquí para comprar los boletos”, relata parte del personal de taquillas que continúa dentro del club.

Desde antes de que diera comienzo el Clausura 2013, la afición de Tigres ya preparaba hacer el viaje masivo, mismo que había hecho en otras ocasiones a distintas plazas del país. Una plaza que deportivamente no estaba teniendo los resultados adecuados, más la poca respuesta de la afición como protesta por los cambios administrativos sufridos en menos de un año. Los universitarios vieron en San Luis, la oportunidad perfecta para que este viaje pasara a la historia.

“La afición estaba vulnerable, muy enojada y maltratada. Era lógico que reaccionaran así. Un partido antes se puso entradas gratis y no respondió la gente. La porra de Tigres se aprovechó de eso. Ofrecían cantidades exorbitantes por los abonos, boletos e incluso acreditaciones de trabajo tanto de prensa como de puestos dentro del estadio. Yo que trabajo aquí me llegaron a ofrecer hasta seis mil pesos por mi credencial de trabajo. Después del partido se despidieron a todos los acomodadores, porque vendieron su tarjeta de acceso. En ese entonces teníamos seis mil abonados y después del partido nos encontramos tirados la mayoría de plásticos”. Dichos aficionados fueron sancionados por parte de la directiva para no poder recuperar su abono el resto del torneo.

No sólo el negocio fue redondo para los Chargoy, que en ese encuentro tuvieron la única taquilla exitosa de la temporada, equivalente a más de 5 millones de pesos. La derrama económica que tuvo la visita del equipo dirigido por 'Tuca' Ferretti, se tradujo en 25 millones de pesos. Según la Secretaria de Turismo, encabezada en ese tiempo por Enrique Abud, la capital potosina registró desde el viernes hasta el domingo por la tarde, una ocupación hotelera del 100%. Restaurantes, recorridos turísticos, antros, bares y demás sitios de recreación en San Luis, fueron conquistados por los de 'La U'.

“Pienso que la responsabilidad de esa ‘invasión’ fue compartida. Los Chargoy por subir las localidades al doble y la afición que fue la que vendió los boletos y sus abonos. El dinero desde luego fue un factor bastante tentador. En ese entonces los plásticos tenían un valor de promedio de $1,500.00, el cuál fácilmente recuperaron con ese partido”.

Los pleitos a las afueras del Lastras no se hicieron esperar. “Dentro del estadio todo fue paz y tranquilidad, el estadio era de ellos. El problema fue afuera, empezaron a hacer sus destrozos, las casas cercas de aquí sufrieron las consecuencias. El burlarse de una forma muy grosera, hacia que la gente de San Luis fuera provocada y comenzaran con agresiones”.

Pese a que esta vez por parte de la directiva del Atlético de San Luis no se vendieron ningunas localidades a la gente de Tigres, saben que la reventa y los mismos aficionados felinos pondrán el capital sobre los boletos.

“A nosotros aquí en taquilla ya nos ofrecieron hasta tres mil pesos. Yo creo que la gente de San Luis, ya quiere al equipo y no va a traicionarlos como aquel 2013, que ellos mismos fueron quienes les dieron la espalda para castigar a la directiva, fue su forma de reclamo. Estoy segura que sí habrá gente de Tigres, pero será mínima. En relación a la gente que está ofertando su abono al mejor postor, dentro de la clausula de contrato, existe una sanción en la cual se podría suspender al abonado hasta con un partido de penalización por mal uso del plástico”.

Tanto el Atleti de San Luis como Tigres anunciaron en redes que las localidades para el partido de la Jornada 5 del Apertura 2019 están agotadas y recomendaron a quienes no tienen boleto no recurrir a la reventa y mejor disfrutar del encuentro en casa. Por otro lado, la escuadra local reafirmó que los aficionados contarán con todas las medidas de seguridad.