Míchel: "Me frustra salir a dar la cara y decir que el rival ha jugado mejor que Pumas"

play
"Lo que más nos está costando entender es que hay que jugar en equipo" (0:48)

El entrenador de Pumas destacó que su equipo no puede tratar de depender de individualidades. (0:48)

Miguel González lamentó no conseguir que los Pumas jueguen colectivamente y no de forma individualista, tras caer por 2-0 en el Estadio Morelos, además de sostener que le frustra dar la cara para decir que el rival fue mejor que ellos.

“El rival ha estado mejor, hemos estado muy desordenados, muy descoordinados. Es un partido extraño para nosotros, porque no estamos acostumbrado a jugar esa primera parte tan mala”.

El estratega español dijo que generaron jugadas de gol en el segundo tiempo, “pero cuando un partido se da mal, se da mal para todos”.

‘Míchel’ manifestó que “cuando se presentan ocasiones como las de hoy, te puedes sentir en el plano negativo, pero indudablemente, lo que más nos está costando entender es que tenemos que jugar en equipo, tenemos que jugar en grupo, porque de lo contrario, individualmente no resolvemos nada”.

“La primera parte ha sido un claro ejemplo de lo que no queremos, de lo que no entrenamos y es cierto que cuando el equipo juega bien, juega muy bien y en las coordenadas que yo busco, pero cuando jugamos mal, lo hemos hecho de una manera bastante impropia de un equipo que quiere hacer cosas como venía haciéndolas últimamente”.

Hizo énfasis en que “tenemos que cambiar y frenar esa irregularidad, o de lo contrario, vamos a sufrir mucho”.

Asimismo, sostuvo que en su percepción no contempla que su equipo se relaje, ya que afirmó, “nosotros preparamos los partidos siempre con la máxima atención”.

Hizo ver también que los puntos que lleva Monarcas no tiene nada qué ver con la forma como ha jugado en el Apertura 2019, lo que indicó, “hoy se ha demostrado”.

“Esta competición es de mucha igualdad; no se puede dejar ni un sólo minuto, ni un sólo metro de ventaja, porque si lo haces ocurren cosas como las de hoy, y lo más frustrante para un entrenador es venir a la sala de prensa y decir que el equipo contrario ha sido mejor que el tuyo”.