Necaxa "blinda" a Maxi Salas y Mauro Quiroga de un 'caso Brian Fernández'

Mauro Quiroga y Maximiliano Salas han sido los referentes del Necaxa en el Apertura 2019 Imago7

MÉXICO -- Necaxa y su técnico Guillermo Vázquez blindan a Maximiliano Salas y a Mauro Quiroga, refuerzos argentinos, de tal manera que no ocurra lo del Clausura 2019, cuando su goleador, Brian Fernández, fue vendido a la MLS y ya no jugó con los Rayos la liguilla.

El delantero de 24 años fue transferido al Portland Timbers sin importar que se ausentara en la última fecha y en la fiesta grande. Los rojiblancos perdieron punch por su ausencia y quedaron eliminados en los cuartos de final.

Memo Vázquez declaró a ESPN Digital que no cree que vuelva a pasar durante el Apertura 2019. “Si llegara a suceder sería cuando termine el torneo. Así quedé con la directiva. Claro que afectó que no jugara (Brian). Esperamos que no se repita y mantengamos el plantel completo hasta el final”.

Maxi y Mauro viven un gran momento en su primer torneo en la Liga MX; han jugado los nueve partidos y juntos suman 10 goles, seis y cuatro, respectivamente.

De las jornadas tres a la ocho han mostrado su real potencial con goles y participaciones sobresalientes, algo que aplaude el estratega y lo ve como un logro que se ha dado gracias al trabajo y juego conjunto. “Se han adaptado muy bien a todo y espero se sigan mostrando cada mejor”.

Vázquez comenta que para que Necaxa esté en el superliderato (con 17 puntos) requirió de mucha preparación y trabajo extra, pues no se ha desaprovechado ni un día.

“Varios jugadores llegaron después de la pretemporada. No fue fácil el irlos integrando de a poco en estado físico y táctico; algunos venían sin haber jugado muchos meses y costó meterlos en ritmo. Afortunadamente, el equipo se ha ido equilibrando en esa parte y ya tenemos más o menos el equipo completo para poder disponer de cualquiera”.

Asegura que formar a este Necaxa le costó mucho más trabajo que otros en otros clubes que ha estado, pues reitera que “algunos no llegaron a tiempo; las primeras jornadas las jugamos sin todavía contar con todos. No fue fácil. Llevó su tiempo nivelarlos al resto del plantel, además que tuvieron que adaptarse al compañero y a lo que pretendemos. No obstante, todavía falta mucho por hacer”.

A Memo le gusta su equipo, porque “juega bien y consigue buenos resultados”. Considera que lo más importante está por venir “y es cuando debemos mantener el paso y ver si realmente queremos volver estar en la liguilla que es lo principal”.

Sin rodeos, Memo señala que se han conjuntado trabajo, capacidad de los jugadores, el buen ambiente que hay en Necaxa y los resultados para estar en los primeros sitios. “Lo importante es seguir así, pero si viene algún revés buscar salir adelante como equipo; no pasa nada, así es el futbol”.

Los Rayos recibirán el sábado a León, rival que también está en zona de calificación y es dirigido por Ignacio Ambriz.