CONAPRED, sin quejas por el grito discriminatorio en los estadios

Alexandra Haas, presidenta de CONAPRED, firmó un convenio con la FMF para evitar la discriminación. Imago7

MÉXICO -- La Comisión Nacional para la Prevención de la Discriminación (CONAPRED) ha recibido 16 quejas por “presuntos actos de discriminación” relacionadas al futbol del 2010 al 2019, pero ninguna ha sido por el grito discriminatorio que se escucha en los estadios cuando despeja el portero.

Las quejas que ha recibido la CONAPRED en la actual década son quejas de discriminación por “Antecedentes Penales”, “Apariencia física”, “Condición económica”, “Condición Social”, “Discapacidad”, “Embarazo”, “Género”, “Origen étnico”, “Preferencia u Orientación Sexual”, pero ninguna es por el grito discriminatorio que se escucha en los estadios.

Los cuatro casos más destacados y que han tenido resolución son las quejas que mandó Felipe Baloy en contra de Marco Palacios y Darío Verón en mayo de 2010, la queja de Carlos Darwin Quintero (de Santos) en contra de Rogelio Chávez (entonces jugador del Cruz Azul) en abril del 2011, otra de Fernando Alfonso Sabater (en ese momento presidente de la Comisión Disciplinaria de la Femexfut) en contra de dos futbolistas que simularon un beso en 2012 y el caso de Adalid Maganda en contra de la Femexfut en 2018.

La Ciudad de México y el Estado de México son las entidades que más quejas por discriminación y racismo en el futbol reportan, cada una con tres. Le siguen Nuevo Léon y Sinaloa con dos; Coahuila, Michoacán, Oaxaca, Quintana Roo, con una.

Cualquiera puede quejarse ante la CONAPRED en caso de sentirse agredido por un acto racista o discriminatorio, pero nadie hasta ahora ha hecho una queja por el grito en contra de los porteros y que la FIFA intenta erradicar de los estadios.