Federico Viñas, el arma secreta de Miguel Herrera en Liguilla

Federico Viñas llegó como refuerzo este torneo al América, donde marcó cuatro goles. Imago7

MÉXICO -- “¡No hay mañana!”, escribió, en Instagram, Federico Viñas horas antes de anotar el gol que le dio el pase a la final al América en el Estadio Azteca. Tiene razón, para el muchacho de 21 años no hay otro día, porque su préstamo vence, porque debe de convencer a Miguel Herrera que es el ideal para ser el centro delantero de las Águilas, porque se juega todo en la Liguilla del Apertura 2019, porque está contra el tiempo.

Viñas llegó al América para ocupar el lugar de Nicolás Castillo, lesionado casi todo el torneo. Lo hizo como desconocido, con fama de ser repartidor en bicicleta y contar con poca experiencia en el máximo circuito, debutó con gol y se ha convertido en uno de los elementos clave en la Liguilla de las Águilas.

El número 24 del América, que antes portaba Oribe Peralta, se ha convertido en el arma secreta de Herrera en la Liguilla, pues pasó de jugar el 7.9 por ciento de los minutos posibles en la fase regular a estar en tres de los cuatro partidos que los azulcrema han disputado en la fase final.

Contra Tigres, el corpulento uruguayo inició la remontada que llevó a las Águilas a semifinales y contra Morelia anotó el gol que le dio la oportunidad de jugar la final, contra Monterrey, a finales de diciembre.

Por algo, al minuto 80, cuando salió de cambio por Fernando González, los más de 69 mil seguidores del América que asistieron al Azteca coreraron “¡Oe! ¡Oe! ¡Oe! ¡Viñas! ¡Oe! ¡Oe! ¡Oe! ¡Viñas!”.