América vs. Monterrey, la final de la que estará pendiente Bono de U2

En el filme "Siete Días", Águilas y Rayados disputan la final del torneo mexicano, situación que 15 años después se hace realidad. Imago7

MÉXICO -- Una final entre América y Monterrey provocó que un aficionado de los Rayados perdiera medio millón de dólares y pusiera en riesgo su vida; para evitar la muerte, tuvo una semana para convencer a la banda U2 y organizar un concierto de la agrupación irlandesa en la capital de Nuevo León. Eso ocurrió hace 15 años, en la película mexicana “Siete Días”, el film que predijo la final que se disputará por primera vez por el título del Apertura 2019 y que acercó al vocalista Bono a los dos mejores equipos del último semestre del balompié mexicano.

“U2, al ver un corto de la película, Bono específicamente, se convirtió en mi nuevo viejo amigo, le gustó, me llamó, me expresó su beneplácito con la historia, con el drama, que lo había hecho reír mucho, incluso que le había llegado y dijo a varios medios que me comparaba con (Quentin) Tarantino, aunque creo que eso ya fue exagerado”, cuenta Fernando Kalife, a ESPN DIGITAL, director y guionista del filme que se estrenó hace 15 años.

“Le voy a mandar un mail a Bono para que sepa, no estaría nada mal. Le voy a contar que después de 15 años ya lo logramos, a ver si se animan a venir otra vez”, asegura el también aficionado de los Rayados.

La idea de mezclar futbol, con gangsters y Rock and Roll surgió en la época de estudiante de Fernando Kalife, utilizó seis cámaras y un helicóptero para tomar las escenas en las que Cuauhtémoc Blanco superaba al Monterrey, en el derrumbado estadio Tecnológico, y Jesús el Cabrito Arellano fallaba un penal en los últimos minutos, lo que le entregaba el triunfo en la final a las Águilas por un marcador de 2-1.

“Técnicamente hablando, la final fue la escena más compleja de toda la película, primero porque se hizo por separado. El partido entre Monterrey y América, en el entonces estadio Tecnológico, nos aumentó costos hasta tres a uno. Esto era un suceso sui géneris, en un fin de semana en específico. Fue la más costosa y más difícil en narrativa, nos exigió en el desarrollo de la afición. Muchas personas, después del estreno, nos preguntaba que cuándo se jugó esa final, pero en la realidad era un partido de fase regular”, menciona el director de “Siete Días”.

Esa derrota de los Rayados desencadenó una historia que pasaba por persecuciones, relaciones públicas, peleas y terminaba con un concierto de U2 en el estadio Tecnológico de Monterrey. La película fue vista por el vocalista de la banda irlandesa, Bono, y ahí empezó una relación entre el irlandés y el mexicano.

“Bono me apoyó diciéndole a Larry 'The Mole' Taylor, que era el líder de la banda y se encargaba de la administración, que nos ayudara, establecimos una bonita relación, editamos todo el final de la película juntos”.

En esa película, presentada en septiembre de 2005, el Monterrey cae ante las Águilas, el director del filme y ganador del Premio Ariel por mejor “Guión Cinematográfico Original” por “Siete Días” asegura que ahora la historia será distinta.

“Mi señora, fue la primera que me dijo que pasaron 15 años y hasta ahora se dio la final. Hubo muchas instancias, los dos estaban en semifinales y perdía uno de los dos, otra vez no se les daba. Por fin se dio, pero quiero aclarar, que en esta ocasión el ganador será el Monterrey”, sentenció el cineasta.